Nuevas recetas

Los restaurantes de todo Estados Unidos dan la bienvenida a las armas

Los restaurantes de todo Estados Unidos dan la bienvenida a las armas

Parece que con la misma rapidez con que restaurantes como Chipotle y Starbucks solicitan que los clientes dejen sus armas en casa, otros restaurantes están alentando abiertamente a los clientes a que lleven sus armas a la mesa, como Shiloh Brew and Chew, un "restaurante familiar" en Maryville, Tennessee, con un letrero en la puerta que dice "las armas son bienvenidas", aunque Shiloh específicamente no vende licor. Si quiere pedir una cerveza, tendrá que demostrar que no lleva un arma.

Para ser claros, las preferencias de estas empresas a menudo tienen poco que ver con la ley actual. De acuerdo con la ley estatal, solo seis estados prohíben portar armas de fuego abiertamente en público: California, el Distrito de Columbia, Florida, Illinois, Nueva York, Carolina del Sur y Texas, y seis estados prohíben el porte abierto de rifles: California, el Distrito de Columbia, Florida, Illinois, Massachusetts, Minnesota y Nueva Jersey.

Desde que los propietarios de Shiloh Brew and Chew colocaron el letrero, algunos clientes nunca regresaron, pero en realidad vieron cómo el negocio se recuperaba. según WBIR.

Tiradores parrilla, un restaurante en Rifle, Colorado (sí, ese es el nombre real de la ciudad), ha llevado a cabo una declaración aún más audaz al hacer que todas sus camareras lleven revólveres cargados en sus fundas de cadera mientras toman su pedido.

"Son reales y están cargados y sabemos lo que estamos haciendo", dijo Lauren Boebert, propietaria de Shooters Grill, al Summit Daily News. "Temo por cualquiera que intente robarnos".

Para conocer los últimos acontecimientos en el mundo de la comida y la bebida, visite nuestro Noticias de alimentos página.

Joanna Fantozzi es editora asociada de The Daily Meal. Síguela en twitter@JoannaFantozzi


Texas amigable con las armas se está volviendo aún más amigable

HOUSTON - Texas es tan amigable con las armas que es más fácil ingresar al Capitolio en Austin con un arma de fuego que sin una: los legisladores con licencia y portadores de armas y los miembros del público tienen su propio carril de seguridad sin esperas, y las masas desarmadas tener que hacer fila y pasar por los detectores de metales.

Pero el viernes, los derechos de armas en todo el estado se expandieron aún más, cuando entró en vigencia una nueva ley que permite a ciertos tejanos usar sus pistolas en fundas en sus caderas, o en fundas de hombro, al estilo de Harry el Sucio, mostrando abiertamente el hecho de que son armados mientras trabajan, compran, cenan y hacen su día.

La llamada ley de porte abierto ha desencadenado un debate de larga data sobre los límites de la cultura de las armas de Texas y ha dado a los defensores de los derechos de las armas una victoria reñida después de que presionaron por la expansión durante años. Los miembros del grupo pro-armas Open Carry Texas debían reunirse el viernes al mediodía en la escalinata sur del Capitolio para una celebración con la pistola en sus caderas antes de caminar por Congress Avenue. Otros grupos planean exhibir sus armas en eventos en Houston, Dallas y otras ciudades.

"Creo que la mayoría de la gente puede esperar que el viernes sea como el jueves", dijo CJ Grisham, de 41 años, un sargento del ejército retirado que formó Open Carry Texas en 2013. Dice que planea llevar dos pistolas semiautomáticas en el mitin del Capitolio, y dio su Hija de 13 años, un rifle rosa calibre 22 para su 12º cumpleaños. "Creo que todo el mundo está exagerando".

Más de 40 estados permiten alguna forma de transporte abierto. Pero Texas se convertirá en el estado más poblado de portadores abiertos, y la naturaleza pública del debate y la votación ha producido medidas de euforia, ansiedad y confusión por la nueva ley.

Las emociones encontradas han llevado a las agencias de aplicación de la ley a realizar reuniones públicas y publicar videos informativos para ayudar a que algunos residentes se sientan cómodos, particularmente después de tiroteos masivos de alto perfil.

Los partidarios de Open-carry dicen que más armas públicas ayudarán a disuadir a los posibles delincuentes. Los opositores dicen que los oficiales de policía tendrán dificultades para separar a los buenos de los malos, y que no hay evidencia de que los estados de carga abierta sean más seguros.

El cambio afecta directamente solo a una pequeña fracción de los tejanos: 925,000 hombres y mujeres con licencias activas emitidas por el estado para portar un arma de fuego oculta, cerca del 4 por ciento de los 27.4 millones de residentes del estado. Solo aquellos con un permiso para portar armas ocultas pueden abrir portaobjetos, y todos deben presentar sus huellas dactilares y pasar una verificación de antecedentes penales.

Los tejanos no necesitan una licencia estatal para comprar un arma de fuego, pero deben cumplir con los requisitos federales. Si los dueños de armas de Texas quieren llevar sus armas fuera de su hogar, deben solicitar una licencia a través del Departamento de Seguridad Pública de Texas, tener al menos 21 años y completar cursos de capacitación y un examen escrito.

Los legisladores estatales y los defensores de los derechos de armas han restado importancia al efecto de la nueva ley, diciendo que creen que la mayoría de los que tienen licencia para portar un arma de fuego optarán por mantenerla oculta. Incluso el autor de la ley, el representante estatal Larry Phillips, republicano Sherman, dijo que no planeaba llevar su pistola de forma rutinaria en la cadera.

Imagen

"No creo que vaya a ver un cambio importante", dijo Phillips. "La mayoría de las personas con las que hablo dicen que van a ocultar el porte".

Tim Vasquez, jefe de policía de la ciudad de San Angelo, en el oeste de Texas, y presidente de la Asociación de Jefes de Policía de Texas, dijo que los oficiales de policía se estaban preparando para "una gran curva de aprendizaje" a medida que comienzan a hacer cumplir la ley.

“La mayoría de nosotros apoyamos de forma oculta, pero también entendemos que el acarreo abierto crea un nuevo conjunto de problemas”, dijo el Jefe Vasquez. "Si nuestros oficiales ven a alguien con un porte abierto, tienen la capacidad de detenerse e identificar si esa persona está permitida o no".

Los derechos a las armas volverán a avanzar en agosto, cuando los estudiantes y profesores de las universidades de Texas podrán portar armas de fuego ocultas en el campus, aunque está prohibido portarlas abiertamente.

La nueva ley de porte abierto permite a las empresas prohibir el uso visible de pistolas mediante la colocación de carteles con la redacción requerida específica en inglés y español. Los comerciantes y propietarios de restaurantes han estado ocupados en las últimas semanas decidiendo qué hacer, y los defensores de los derechos de armas se han comprometido a no gastar dinero en ningún lugar que prohíba el transporte abierto.

Un sitio web a favor de las armas, Texas3006.com, ha realizado un seguimiento de las empresas que han colocado carteles y creado un "Muro de la vergüenza" para aquellos con la mayor cantidad de entradas (en la parte superior de la lista estaba la cadena de supermercados Sprouts).

Los que se oponen al carry abierto han publicado sus propias listas, incluido el grupo nacional Moms Demand Action for Gun Sense in America, que aplaudió a las tiendas de abarrotes H-E-B, la cadena de restaurantes Chuy's Tex-Mex y otros por prohibir el carry abierto.

“Creemos que los clientes y empleados se sentirán más seguros cuando las personas no anden abiertamente con armas”, dijo Anna Kehde, líder del capítulo de Texas de Moms Demand Action. "Es difícil saber quién es el propietario responsable de un arma y de quién debería buscar refugio".

En la mayoría de los casos, en la mayoría de los casos, ciertos lugares están fuera del alcance de las armas de fuego ocultas y no ocultas, incluidos eventos deportivos, parques de diversiones, bares, tribunales, reuniones gubernamentales y lugares de culto.

La ley ha traído una atención renovada a los portadores de armas con licencia del estado y preguntas sobre quién abrirá y quién no. John Wittman, portavoz del gobernador Greg Abbott, un antiguo defensor de los derechos de armas que firmó el proyecto de ley en junio, se negó a comentar cuando se le preguntó si el gobernador lo aceptaría abiertamente. Un portavoz del vicegobernador Dan Patrick, quien también tiene una licencia de porte oculto, dijo que Patrick no planeaba llevarlo abiertamente.

Para muchos tejanos a favor de las armas, la llegada del acarreo abierto no es suficiente. Muchos de ellos no apoyaron el proyecto de ley de porte abierto, sino que pidieron una legislación para lo que llamaron “porte constitucional”: permitir que los tejanos exhiban y usen sus pistolas sin importar si tienen licencia para portar un arma de fuego oculta porque, argumentaron, el La Segunda Enmienda les da derecho a hacerlo. Están instando a que se apruebe un proyecto de ley con carácter constitucional en la próxima sesión de la Legislatura.

La nueva ley es anticlimática por otra razón. Texas no tiene ninguna prohibición sobre el porte abierto de rifles, escopetas y otras armas largas, un derecho que los propietarios de armas se han aprovechado en los últimos años al presentarse en mítines de transporte abierto y otros eventos con AR-15 cargados y otras armas de estilo militar. rifles atados a la espalda.


FSR 50: las 50 cadenas de restaurantes emergentes más importantes de Estados Unidos

Esta colección de 50 cadenas emergentes con 50 ubicaciones o menos ofrece una gran cantidad de información sobre cómo puede crecer un concepto de restaurante de servicio completo. Tenemos los números que impulsan las cadenas más emocionantes y consejos que ayudarán a su marca en crecimiento a trazar su propio dominio mundial.

Parrilla de leña Firebirds

Este concepto de leña con sede en Carolina del Norte no solo ha abierto ubicaciones en el sur y el medio oeste, sino que también está preparado para crecer aún más rápido después de ser comprado por la firma de capital de riesgo J.H. Whitney Capital Partners en diciembre.

Calificado como el restaurante mexicano / Tex-Mex número uno por Consumer Reports desde 2006, Abuelo's continúa su expansión constante y sostenible. En mayo, la cadena agregó a su menú pollo alimentado con vegetales y sin antibióticos.

La cadena con sede en Texas ha estado ofreciendo comidas y margaritas mexicanas modernas, de las cuales hay una docena de variedades, durante 35 años en los EE. UU. Y ahora en lugares tan lejanos como el Reino Unido y los EE. UU.

Para Shannon Keller, lo digital es el futuro del marketing. La directora de marketing de True Food Kitchen, quien asumió el cargo en marzo como la primera CMO en la historia de la empresa, tiene la mira puesta en capturar una audiencia cambiante y conectarse con ella más allá de las cuatro paredes del restaurante.

Este exclusivo restaurante mexicano ya tenía una fórmula sólida antes de que L Catterton lo adquiriera a fines de 2017. Ahora es aún más fuerte. El tío Julio cerró 2018 con un aumento de las ventas del 14 por ciento.

Umami Burger atribuye gran parte de su éxito a las asociaciones que establece.

“Tenemos un programa especial de Artist Series, que reúne a socios de una amplia gama de campos para crear platos increíbles que apoyan una causa benéfica”, dice Sam Nazarian, director ejecutivo y presidente de sbe Entertainment, propietaria de la marca. Entre las personas con las que el concepto se ha asociado hasta ahora se encuentran Daniel Boulud, Alton Brown, Jon Bon Jovi y Cindy Crawford.

“Realmente creemos que cada marca con la que nos asociamos crea una experiencia única para nuestros huéspedes. Buscamos las mejores empresas globales que estén a la vanguardia de sus respectivas industrias ”, dice Nazarian. "En Umami Burger, estamos menos enfocados en las tendencias y más enfocados en crear momentos y recuerdos innovadores para nuestros clientes".

Parece estar funcionando, porque Umami Burger está creciendo. Fundada en 2009, la cadena ahora tiene 26 ubicaciones en todo el mundo, con ubicaciones en EE. UU. En California, Nueva York, Illinois y Nevada, y restaurantes internacionales en las Bahamas, Japón y México.

La compañía anunció recientemente que abrirá más de 100 restaurantes Umami Burger en todo el mundo durante los próximos siete años en asociación con AccorHotels, que adquirió una participación del 50 por ciento en sbe Entertainment el año pasado. —Amanda Baltazar

Native Grill & amp Wings continúa sacando provecho del enamoramiento de los estadounidenses por las alas. A principios de este año aterrizó en EmpresarioLista de Franchise 500.

Ha pasado una década desde que un episodio de "Man vs. Food" catapultó a una leyenda local al frenesí de la franquicia. El independiente de San Diego ahora se extiende por 34 ubicaciones en seis estados.

Fundada en 2006 por los hermanos Jon y Adam Schlegel, Snooze, un A.M. Eatery, ha crecido a 31 unidades en cuatro estados con una marca construida sobre tres pilares: comunidad, sostenibilidad y abastecimiento responsable para un menú decididamente impulsado por el chef.

Raymond “Griff” Griffin nunca planeó ser dueño de ningún restaurante, pero abrió The Lost Cajun casi por capricho en noviembre de 2010. Ahora anticipa 100 unidades en operación dentro de cuatro años.

The Lost Cajun comenzó en Frisco, Colorado, como un restaurante de 800 pies cuadrados que sirve solo cuatro elementos del menú: gumbo de mariscos, bagre frito, gumbo de pollo y salchicha, y beignets, todos de recetas originales. "No estamos tratando de ser cajún", dice Griffin, quien es de Louisiana. "Somos cajún".

Dos años después de que Lost Cajun hiciera su debut, Griffin abrió un segundo en Breckenridge, Colorado, luego comenzó a franquiciar en 2014. Ahora hay 23 restaurantes entre Colorado y seis estados del sur, con siete más en construcción y se espera que abran este año, luego seis más en 2020. Griffin podría abrir fácilmente el doble de tiendas, pero prefiere mantener el crecimiento a un ritmo constante y crear sistemas de apoyo.

Griffin está aprendiendo sobre la marcha. "Nunca he estado en el negocio de los restaurantes, así que tengo que hacerlo lentamente y educarme sobre el negocio de las franquicias". Dice que ha aprendido las reglas de la industria a través de mentores, ferias comerciales y una curiosidad constante. —AB

Desayuno - Almuerzo - Cena de Elmer

Elmer's equilibra un ambiente de comedor de la vieja escuela con platos que están un paso por encima del paradigma de panqueques y pasteles de carne gracias a opciones como las crepes de arándanos rojos y las costillas asadas con sal de roca.

La sensibilidad de las Montañas Rocosas se une a la informalidad de lujo en este concepto de 30 unidades que se especializa en comida americana nueva (piense: Pork Belly BLT y Heirloom Bean Salad) e incluso cuenta con su propio club de cerveza del mes.

El restaurante y bar deportivo nacido en Canadá se ha disparado a 400 ubicaciones en América del Norte, pero con solo 23 de ellas en los EE. UU., Boston's todavía tiene muchas pistas por delante.

Walk-On’s Bistreaux and Bar

Scott Taylor, presidente y director de operaciones de Walk-On’s Bistreaux & amp Bar, no invierte en restaurantes tanto como en las personas, porque eso es lo que él siente que está detrás del éxito de su cadena de 28 ubicaciones.

"Hemos construido una cultura increíble dentro de nuestros equipos, desde nuestra oficina corporativa hasta cada ubicación", dice Taylor. "Cuando las personas se convierten en franquicias, son parte de nuestra familia y juntos tenemos éxitos y fracasos". También se siente muy convencido de tener entrenadores regionales de franquicias, que supervisan 10 tiendas como máximo para que puedan visitar todas las tiendas, así como gerentes regionales de marketing y gerentes culinarios dedicados.

La segunda clave del éxito de esta cadena con sede en Baton Rouge, Louisiana, es que cuando el equipo comenzó a trabajar en el programa de franquicias, sistematizaron todo lo que hicieron, desde contratar personal y turnos operativos hasta preparar el menú y trabajar con la comunidad local. “Incluso hemos sistematizado lo básico, como cómo limpiamos las cosas y las guardamos. Esto hace que sea más fácil para los franquiciados expandirse ”, dice Taylor.

Y está funcionando. El concepto, que se inauguró en 2007, lanzará otras 14 unidades este año para cerrar 2019 con 42, y Taylor anticipa agregar otras 20 el próximo año. Tres de las tiendas del próximo año serán tiendas corporativas, "porque a los franquiciados les gusta ver que el franquiciador tiene algo de piel en el juego", dice. "Y también creemos en nuestra marca". —AB

El rock clásico inspiró, y continúa informando, esta cadena de 22 unidades, que le da su propio giro a los productos básicos de los pubs tradicionales mientras duplica la cerveza artesanal local.

Siguiendo los pasos de su hermana mayor Texas Roadhouse, Bubba's 33 ha plantado banderas a lo largo y ancho con la intención de llenar el espacio en blanco, posiblemente tan pronto como en 2021.

La combinación clásica de filete de mariscos está viva y bien en esta cadena con sede en Orlando. Si bien su cartera cuenta con menos de una docena de unidades, Eddie V's disfruta de los recursos mancomunados de la empresa matriz, Darden, para el crecimiento futuro.


Ciudad de Long Island, Nueva York

Qué: Un restaurante de Queens que está ayudando a abolir el chiste de que la mejor comida india de la ciudad de Nueva York está en Nueva Jersey.

Por qué: Lo que hace que Adda sea diferente de otros restaurantes nuevos de alto perfil es la dedicación del propietario Roni Mazumdar y del chef Chintan Pandya a la cocina casera simple: evitan el destello y la fusión de Rahi, su otro formidable restaurante de Manhattan. Pandya, que anteriormente trabajó en alta cocina, da nueva vida a los clásicos que se han vuelto omnipresentes y, con demasiada frecuencia, mediocres en Nueva York: aquí, un curry de cabra llamado junglee maas viene con el hueso restante y una salsa ardiente e intransigente. Los greens en el saag paneer cambian según la temporada y el paneer se hace en casa, una rareza en la ciudad. El menú tampoco rehuye los ingredientes que son menos comunes en el paladar occidental. Un bocadillo de sesos de cabra, por ejemplo, se ha convertido en algo destacado.

Mazumdar, un inmigrante cuya familia tiene restaurantes en Nueva York, siguió el proyecto con la esperanza de hacer que la cocina casera india regional y sencilla sea tan celebrada como las cosas con giros. Es emocionante ver que su compromiso incondicional con la tradición está siendo recibido con tanto entusiasmo y con pocas de las advertencias que típicamente e innecesariamente envuelven restaurantes que sirven comida del sur de Asia. Es una recepción que merece ser replicada en todas partes. | AddaNYC.com

- Serena Dai, editora de Eater NY

Los restaurantes de todo Estados Unidos dan la bienvenida a las armas - Recetas

Por LAUREN ETTER Y SHANNON PETTYPIECE | Bloomberg | Publicado: 6 de enero de 2016

AUSTIN, Texas - Los gerentes de las tiendas Wal-Mart en Texas tienen una nueva tarea que agregar a su lista de deberes: preguntar a los clientes si tienen un permiso para portar un arma de fuego.

Para cumplir con las reglas estatales sobre bebidas alcohólicas, el minorista más grande del mundo envió un aviso por escrito el mes pasado a las tiendas que venden alcohol, pidiéndole a los gerentes que se aseguren de que los clientes que porten armas de fuego abiertamente bajo una nueva ley tengan licencias. Los cajeros o los recepcionistas que ven a alguien con una pistola deben alertar al empleado de más alto rango, que debe acercarse al cliente y pedirle ver el papeleo.

"Tratamos de asegurarnos de que la gente tenga un arma de fuego con licencia", dijo el portavoz de Wal-Mart, Brian Nick. "Estamos dando instrucciones a los empleados de nuestra tienda para que soliciten una licencia según lo considere apropiado nuestra gerencia".

El aviso se envió en anticipación a la ley de transporte abierto del estado de Lone Star, que entró en vigencia el 1 de enero. Hizo que Texas fuera el estado más poblado del país para permitir a los ciudadanos con un permiso portar pistolas abiertamente en una funda.

La medida ha puesto a los minoristas en un dilema, obligándolos a tomar partido en uno de los debates más tensos del país. Los activistas por los derechos de las armas están boicoteando las tiendas que prohíben las armas de fuego, diciendo que las personas no deberían ser castigadas por ejercer sus derechos. Mientras tanto, los defensores del control de armas están evitando las tiendas que permiten a los clientes portar armas, diciendo que nadie debería tener que comprar donde se sienta inseguro.

Atrapados en el medio están los minoristas reacios a arriesgarse a perder negocios por cualquier lado. Docenas de tiendas y restaurantes en todo Texas, incluida HEB Grocery Co., con sede en San Antonio, uno de los minoristas de alimentos más grandes del estado, han prohibido portar armas abiertamente. Eso ha provocado la ira de los activistas que han prometido comprar en otros lugares. Otros, como Kroger Co., con sede en Cincinnati, han optado por no prohibir las armas de fuego que se portan legalmente, lo que invita al desprecio de los defensores del control de armas que prometen un boicot propio.

La posición de Wal-Mart es inusual porque muchas de sus tiendas venden cerveza y vino. Eso puso a la compañía en el punto de mira de la Comisión de Bebidas Alcohólicas de Texas, que prohíbe las pistolas sin licencia en establecimientos que venden tales productos para consumo fuera de las instalaciones. Un establecimiento puede perder su licencia de licor si "conscientemente permite" que una persona lleve un arma de fuego ilegal a las instalaciones, dijo Chris Porter, portavoz de la agencia.

Anteriormente, un comprador podría haber estado caminando por los pasillos con un arma oculta, legal en Texas durante dos décadas, y los empleados de la tienda no lo habrían sabido. Según la nueva ley, la única forma de garantizar el cumplimiento es pedirle un permiso a un cliente con un arma.

"Ahora que es de transporte abierto, eso crea un nuevo espacio que tienes que cubrir", dijo George Kelemen, director ejecutivo de la Asociación de Minoristas de Texas. Las tiendas como Wal-Mart quieren & quot estar absolutamente seguras de que el mensaje que transmiten es: 'Damos la bienvenida a su patrocinio, pero vendemos alcohol y no queremos arriesgarnos a perder la capacidad de hacerlo'.

Algunas empresas están tratando de caminar por una línea muy fina al oponerse públicamente a las armas en sus tiendas de Texas, mientras no publican carteles emitidos por el estado que sirven como aviso legal de que las armas de fuego están prohibidas. El gigante del café Starbucks Corp. ha solicitado que los clientes que no sean agentes de la ley se abstengan de llevar armas de fuego de ningún tipo a las tiendas, pero no ha emitido una prohibición, según la portavoz Jaime Riley. Target Corp. también ha pedido a los clientes que no porten armas abiertamente, aunque no ha mostrado los letreros que prohíben la práctica, dijo la portavoz Molly Snyder.

Ese acto de equilibrio no les sienta bien a los defensores del control de armas. El capítulo de Texas de Moms Demand Action for Gun Sense in America ha comenzado a apuntar a las tiendas que se han opuesto públicamente a la ley de transporte abierto pero que no han mostrado los letreros oficiales que la prohíben. El grupo está afiliado a Everytown for Gun Safety, un grupo respaldado por el ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg que aboga por leyes más estrictas. El ex alcalde es el fundador y propietario mayoritario de la empresa matriz de Bloomberg News, Bloomberg LP.

"La declaración más fuerte que las empresas pueden hacer por la seguridad y el cuidado de sus clientes es conseguir que se registre", dijo Alexandra Chasse, vocera del capítulo de Texas de Moms Demand Action.

Wal-Mart, que vende rifles y escopetas, dice que está pidiendo a los clientes que muestren un permiso de pistola solo en las tiendas de Texas que venden alcohol. Cuando se trata de permitir armas en las tiendas de todo el país, la compañía dice que su política es seguir todas las leyes locales, estatales y federales, dijo Nick.

Aún así, su postura ha comenzado a preocupar a los activistas por los derechos de las armas cuando entran a su Supercenter local con pistolas en la cadera.

"Lo encuentro ofensivo", dijo C.J. Grisham, presidente del grupo de derechos de armas Open Carry Texas, quien ha escuchado a los miembros que compran en Wal-Mart que les han pedido permisos. "No quiero ser tratado como sospechoso por un lugar en el que estoy comprando".

Cuando Ashley Bravo de Rueda, de 25 años, entró en un Wal-Mart en Wichita Falls el domingo por la noche para comprar chupetes para su hijo pequeño y comida para perros, lo hizo con su pistola Bersa Thunder .380 en la cadera. Casi de inmediato, un empleado se acercó a ella.

"Ella dijo: 'Señora, es más que bienvenida para llevar un arma así, pero voy a necesitar ver su licencia'", recordó Bravo de Rueda.

Sorprendida por el encuentro, Bravo de Rueda sacó su permiso y procedió a comprar.

"Todo el tiempo me sentí como si estuviera mirando por encima del hombro", dijo. Para mí, lo llevo legalmente. No deberían detenerme por algo que no esté haciendo mal. & Quot;


El propietario del restaurante rechaza a los que están bien Con AR-15

PORTLAND, yo. - Después de que un hombre armado mató a 49 personas en junio en un club nocturno gay en Orlando, Florida, Anne Verrill, una prominente restauradora de Maine, atravesó una variedad de emociones familiares: frustración, ira, impotencia.

También reflexionó sobre su respuesta típica a la letanía de masacres con armas de fuego de la nación.

"Escribimos publicaciones en Facebook, copiamos y pegamos, y hablamos de ello con personas que básicamente están de acuerdo con nosotros", dijo Verrill, de 38 años, el otro día. "Nunca hemos hecho nada fuera de la caja con respecto al control de armas".

Pero para ella, la masacre en Orlando fue diferente. Fue el tiroteo público masivo más mortífero en la historia de Estados Unidos. La Sra. Verrill quería hacer algo que pensaba que podría marcar la diferencia y dar el ejemplo a sus hijos.

Así que volvió a recurrir a la tribuna universal de Facebook. Esta vez tomó una posición, sabiendo que podría dañar su negocio en un estado a favor de las armas, en gran parte rural, donde la caza y la práctica de tiro son inmensamente populares y donde los cismas políticos son profundos.

Ella escribió que cualquiera que tuviera un rifle semiautomático de alta potencia similar al que se usaba en Orlando no era bienvenido en ninguno de sus dos restaurantes. Eso no era todo: no recibiría con agrado a nadie que simplemente apoyara la idea de poseer un arma así.

A medida que la batalla por los derechos de las armas se desata en la arena política, un número pequeño pero creciente de restaurantes están imponiendo sus propias reglas para tratar de contrarrestar la ola de violencia armada que ha estallado en lugares como Newtown, Connecticut, San Bernardino, California y Charleston. , SC

Algunas cadenas se han declarado zonas libres de armas, a menudo en respuesta a las leyes estatales de “porte abierto” que permiten a las personas llevar armas de fuego sin ocultarlas a establecimientos como restaurantes, incluidos aquellos que sirven alcohol.

En 2013, Starbucks fue una de las primeras cadenas en pedir que sus clientes dejaran sus armas de fuego en casa. Desde entonces, Chipotle, Chili's, Panera Bread y otros se han sumado a la lista. En Texas, una ley de transporte abierto que entró en vigencia en enero también permitió a las empresas optar por no participar, lo que llevó a varios restaurantes en todo el estado a hacerlo.

Los defensores de los derechos de las armas, que creen no solo en el derecho a portar armas sino también en que portarlas en público las hace más seguras, también han marcado su terreno. En Texas, al menos un restaurante de barbacoa ofrece descuentos a los comensales que se presentan con sus armas. El sitio web de Gun Owners of Maine, un grupo de defensa, incluye una lista de "negocios hostiles a las armas", incluidos los restaurantes de la Sra. Verrill: Grace, una iglesia renovada del Renacimiento gótico de 1856 en Portland, y Foreside Tavern, en las cercanías de Falmouth.

La Sra. Verrill fue un paso más allá que la mayoría, rechazando a quienes apoyan el derecho a poseer un tipo de arma particularmente letal, ya sea que posean una o no.

Ella escribió en Facebook a mediados de junio: "Si eres dueño de esta arma, o toleras la propiedad de esta arma para uso privado, ya no puedes ingresar a ninguno de mis restaurantes, porque lo único que quiero enseñarles a mis hijos es amor. . " Incluyó una foto de un AR-15, similar al arma que se usa en Orlando.

"No puedo, en buena conciencia, aceptar a nadie dentro de mis restaurantes que crea que esto está bien", escribió.

Los partidarios de los derechos a las armas expresaron su furia contra la Sra. Verrill en las redes sociales. Pidieron un boicot de sus restaurantes y publicaron cientos de críticas negativas en línea sobre Grace, un establecimiento exclusivo que ha sido llamado uno de los mejores restaurantes de Maine y, con su techo abovedado y vidrieras, uno de los más llamativos visualmente. . Se sintieron especialmente ofendidos por su esfuerzo por eliminar a los clientes en función de sus creencias.

La reacción violenta en las redes sociales la llevó rápidamente a eliminar la publicación de Facebook. Dijo que defendía sus puntos de vista, pero que la publicación se había convertido en una plataforma para los que odian.

Imagen

En una publicación de seguimiento, explicó que no quería quitarle las armas a los dueños responsables, pero que "quiero que la gente no tenga el poder de poseer armas de guerra".

Sus críticos migraron a esa publicación. "Es demasiado tarde para ocultar tu estúpida publicación de antes", escribió un comentarista. "Tu estupidez se ha vuelto viral desde entonces y tu calificación en Facebook se ha desplomado".

Mirando hacia atrás ahora, la Sra. Verrill dijo en una entrevista, que desearía haber redactado su publicación original de manera diferente porque les dio a los críticos una oportunidad para cuestionar cómo exactamente prohibiría a las personas por sus creencias, una distracción de su punto principal sobre el horror de las armas. violencia. Muchos dijeron que ella no se estaba comportando de manera diferente a un panadero que no haría un pastel para una boda entre personas del mismo sexo, pero ella rechazó esa analogía.

“Los dueños de armas no son una clase protegida”, dijo. “Tener un arma es una elección. Literalmente, no tiene ningún parecido con la naturaleza biológica del color de su piel o su orientación sexual ".

Aún así, tratar de prohibir a las personas en función de sus creencias probablemente generaría un desafío legal.

Siete semanas después de su publicación original, las cosas se han estabilizado, dijo Verrill. No ha perdido ningún negocio, dijo, y la temporada turística está en pleno apogeo. Si bien los ataques de personas de todo el país la sorprendieron, también lo hizo el alcance del apoyo.

Entre los comensales recientes se encontraba Erica Smegielski, la hija de Dawn Hochsprung, la directora que murió en la masacre de 2012 en la escuela primaria Sandy Hook en Newtown.

E incluyeron a Dan y Sue Fogel, turistas de Carolina del Norte que visitaron Grace para cenar la semana pasada después de que su conductor de Uber lo recomendara. No estaban al tanto de la postura de la Sra. Verrill sobre las armas, pero una vez que se enteraron, se alegraron de cenar allí.

"Lo que estamos haciendo con las armas no está funcionando y tenemos que hacer algo diferente", dijo Fogel, de 69 años, profesor universitario.

Eric Goldberg, de 43 años, un ejecutivo de seguros de Nueva York que llevó a su familia a Grace después de que su esposa leyera una reseña, fue más ambivalente.

“Si bien admiro a la propietaria por tratar de abordar un problema que le importa, no me siento cómodo con que los dueños de negocios decidan a quién atender basándose en sus creencias”, dijo.

En todo el alboroto por su postura, la Sra. Verrill se sorprendió de que los miembros de un club de armas cercano quisieran hablar con ella en persona.

Tammy Walter, presidenta del Spurwink Rod & amp Gun Club en Cape Elizabeth, dijo que ella y otras tres personas se habían reunido con Verrill en su restaurante a principios de julio y hablaron durante 90 minutos. Ninguna de las partes cambió la opinión de la otra, pero ambas dijeron que la discusión había sido civilizada.

La Sra. Walter dijo en una entrevista que se había disculpado por escribir una crítica de restaurante falsa que le dio a Grace cero estrellas. Pero, agregó, quería que Verrill entendiera que había ofendido a los dueños de armas responsables al colocarlos en la misma categoría que el pistolero de Orlando.

La Sra. Walter también dijo que le gustaría volver al restaurante en algún momento para cenar. Cuando se le informó sobre el deseo de la Sra. Walter, la Sra. Verrill dijo que le preocupaba que esa visita fuera más un truco publicitario y que su impulso sería pedirle que se fuera.

Pero la Sra. Verrill agregó: “Si la viera con su cárdigan y perlas sentada en una mesa, no creo que tuviera el corazón para pedirle que se levantara y se fuera. Y supongo que ese es el quid de tomar una gran posición en una comunidad pequeña ".


Los saludos en Texas Wal-Marts han pasado de dar calcomanías a verificar licencias de armas

Los gerentes de Wal-Mart Stores Inc. en Texas tienen una nueva tarea que agregar a su lista de deberes: preguntar a los clientes si tienen un permiso para portar un arma de fuego.

Para cumplir con las reglas estatales sobre bebidas alcohólicas, el minorista más grande del mundo envió un aviso por escrito el mes pasado a las tiendas que venden alcohol, diciéndoles a los gerentes que se aseguren de que los clientes que porten armas de fuego abiertamente bajo una nueva ley tengan licencias. Los cajeros o los recepcionistas que ven a alguien con una pistola deben alertar al empleado de más alto rango, que debe acercarse al cliente y pedirle ver el papeleo.

"Tratamos de asegurarnos de que la gente tenga un arma de fuego con licencia", dijo el portavoz de Wal-Mart, Brian Nick. "Estamos dando instrucciones a los empleados de nuestra tienda para que soliciten una licencia según lo considere apropiado nuestra gerencia".

The notice was sent out in anticipation of the Lone Star State’s open-carry law, which went into effect Jan. 1. It made Texas the nation’s most populous state to allow citizens with a permit to carry handguns openly in a holster.

Fine Line

The measure has put retailers in a quandary, forcing them to take sides in one of the nation’s most fraught debates. Gun- rights activists are boycotting stores that forbid firearms, saying people shouldn’t be punished for exercising their rights. Gun-control advocates, meanwhile, are shunning stores that allow customers to bear arms, saying no one should have to shop where they feel unsafe.

Stuck in the middle are retailers loath to risk losing business from either side. Dozens of stores and restaurants across Texas, including San Antonio-based HEB Grocery Co., one of the state’s largest food retailers, have banned openly carried guns. That’s incurred the ire of activists who have vowed to shop elsewhere. Others, such as Cincinnati-based Kroger Co., have chosen not to ban firearms carried legally, inviting the scorn of gun-control advocates promising a boycott of their own.

‘New Space’

Wal-Mart’s position is unusual because many of its stores sell beer and wine. That’s put the company in the cross-hairs of the Texas Alcoholic Beverage Commission, which prohibits unlicensed handguns in establishments that sell such products for off-premises consumption. An establishment can lose its liquor license if it “knowingly allows” a person to bring an illegal firearm on the premises, said Chris Porter, spokesman for the agency.

Previously a shopper could have been walking the aisles with a concealed weapon — legal in Texas for two decades — and store clerks wouldn’t have known. Under the new law, the only way to ensure compliance is to ask a customer with a gun for a permit.

“Now that it’s open carry, that creates a new space that you have to cover,” said George Kelemen, chief executive officer of the Texas Retailers Association. Stores like Wal-Mart want “to make absolutely sure that the message they convey is, ‘We welcome your patronage, but we sell alcohol and we don’t want to risk losing the ability to do that.”’

Some companies are trying to walk a fine line by publicly opposing guns in their Texas stores, while stopping short of posting state-issued signs that serve as a legal notice that firearms are prohibited. The coffee giant Starbucks Corp. has requested that customers who aren’t law-enforcement personnel refrain from bringing firearms of any kind into stores, but hasn’t issued a ban, according to spokeswoman Jaime Riley. Target Corp. has also asked customers not to carry guns openly, even though it hasn’t displayed the signs prohibiting the practice, said spokeswoman Molly Snyder.

Liquor Laws

That balancing act isn’t sitting well with gun-control advocates. The Texas chapter of Moms Demand Action for Gun Sense in America has begun targeting stores that have publicly opposed the open-carry law but haven’t displayed the official signs prohibiting it. The group is affiliated with Everytown for Gun Safety, a group backed by former New York Mayor Michael Bloomberg that advocates for stricter laws. The ex-mayor is the founder and majority owner of Bloomberg News parent company Bloomberg LP.

“The strongest statement businesses can make for their customers’ safety and care is getting that sign up," said Alexandra Chasse, a spokeswoman for the Texas chapter of Moms Demand Action.

License, Please

Wal-Mart, which itself sells rifles and shotguns, says it’s asking customers to show a pistol permit only in Texas stores that sell alcohol. When it comes to allowing guns in stores nationwide, the company says its policy is to follow all local, state and federal laws, said Nick.

Still, its stance has begun to trouble gun-rights activists as they walk into their local Supercenter with pistols on their hips.

“I find it offensive,” said C.J. Grisham, president of gun- rights group Open Carry Texas, who has heard from members who shop at Wal-Mart that they have been asked for permits. “I don’t want to be treated suspect by a place that I’m shopping at.”

When 25-year-old Ashley Bravo de Rueda walked into a Wal- Mart in Wichita Falls on Sunday night to buy pacifiers for her infant son and dog food, she did so with her Bersa Thunder .380 pistol on her hip. Almost immediately she was approached by an employee.

“She said, ‘Ma’am, you are more than welcome to carry a gun like that, but I’m going to need to see your license,’" Bravo de Rueda recalled.

Startled by the encounter, Bravo de Rueda nonetheless pulled out her permit and proceeded to shop.

“The whole time I felt like I was looking over my shoulder,” she said. “To me, I’m lawfully carrying. I should not be stopped for something that I am not doing wrong.


Buffalo Wild Wings waitress in Manassas invokes ‘no guns’ policy on Prince William police officers


Signs such as this one appear on many Buffalo Wild Wings restaurants across the country, which has a corporate policy banning guns from all of their establishments. (Jason Lea/Mentor Patch)

While some businesses, such as Starbucks, have no policy on whether you can carry guns inside, the restaurant chain Buffalo Wild Wings does have a policy: No guns. And when a group of eight plain-clothed Prince William County police officers wearing guns sat down last month at the new BWW in Manassas, near Wellington Road and Market Street, a waitress there refused to serve them.

Jamie Rogers broke this story in the Manassas Patch, and reports that the restaurant’s manager tried to make amends the next day with the Prince William police. “There is no reason why those officers should have been asked to leave,” manager Scott Lupton wrote in a letter. “Police officers are always welcome in my establishment and even though we do have a no-gun policy, as a company that excludes off-duty police officers.” Lupton told Rogers he would try to personally apologize to the officers, and he later told Fox News the officers were not asked to leave. I was unable to reach Lupton Monday.

(UPDATE, 11:30 am: The officers were on duty, though in plain clothes, Prince William police Officer Jonathan Perok said, and were not in violation of the restaurant’s policy because there is an exemption for police. Lupton said he had been instructed not to discuss the incident. Waiting for a call back from the BWW HQ.)

Buffalo Wild Wings launched this policy in 2009, and regularly issues the following statement when asked about it: “Buffalo Wild Wings respects the right of individuals to carry firearms. However, because we are focused on the comfort, safety and enjoyment of all of our guests, we have elected to exercise our right to restrict the carrying of firearms within our restaurants. We regret any inconvenience this may cause but believe that this policy is in the best interest of all our guests and our Team Members.”

Openly carrying weapons in Virginia is legal, though private establishments may make their own rules. Carrying a concealed weapon requires a permit. In 2010, Virginia legalized the previously prohibited practice of carrying a concealed weapon in a restaurant or bar, so long as the person does not drink alcohol (and the restaurant allows it). Concealed or open carry, though, Buffalo Wild Wings still says no to average citizens. ¿Qué dices?

(Unrelated side note: Today marks the two-year anniversary of the birth of The State of NoVa. Thanks for your patronage.)


'Open Carry' Gun Laws Spark Texas Backlash

A Texas flag sticks out of the barrel of a rifle belonging to Robert Perez, as he and others with the group Open Carry Tarrant County gathered for a May 29 demonstration in Haltom City, Texas. Tony Gutierrez/AP ocultar leyenda

A Texas flag sticks out of the barrel of a rifle belonging to Robert Perez, as he and others with the group Open Carry Tarrant County gathered for a May 29 demonstration in Haltom City, Texas.

Last week, not long after a lone gunman's rampage in California, Texas witnessed an unnerving series of demonstrations.

Groups of young men, armed with tactical long rifles slung across their backs, began showing up at restaurants like Chili's and Chipotle, Sonic and Jack in the Box, to mention a few, as part of their response to another anguished gun control conversation.

The fast-food-while-heavily-armed political protests — "You want some chili fries with your AK-47?" — didn't go well. These men — in their 20s, dressed in T-shirts, jeans and camouflage, and carrying assault rifles — sounded more than a bit immature in a YouTube video they made.

Despite their wan humor in the restaurants' entryways, there is tension from the moment the eight men arrive. A nervous young manager confronts them and denies them entry as long as they're armed.

At one point, a female customer approaches them and says, "There are children here. You're a dumbass."

Surprised, one of the young men responds weakly, "Yeah, I'm a dumbass."

Only after the woman turns her back to him, as she angrily walks away, does he crack wise that she must be with Moms Demand Action, a gun control group.

As the protesters, sans food, lug their rifles back to their cars in the parking lot, one of the young men giggles to the camera that he feels like he's being disciplined by his mom. The whole exercise turns out to be humiliating — nothing like the powerful expression of liberty they'd had in mind.

By posting the painfully awkward video for all to see, they left little doubt as to just how politically lost they are.

The young men had picked those North Texas restaurants because they perceived them to be gun friendly, which they were. But it's a matter of degree.

Brinker International is not going to let gun enthusiasts hump in a lot of heavy artillery and scare their Chili's customer base away — which, in the age of American mass murder, it does.

After the armed protests, Chili's and Sonic quickly issued statements that they no longer welcome openly armed customers. Four other national chains joined them.

The city of Arlington reacted by changing municipal ordinances to make it more difficult for anyone carrying rifles to approach drivers on the road and distribute pocket-sized copies of the Constitution. Not only was it scaring the motoring public, it seemed an invitation to an unintended gun battle by way of misunderstanding. This is Texas, after all it's not just the guys with rifles who are packing.

The backlash became so potent even the NRA joined in.

"Now we love AR-15s and AKs as much as anybody," the NRA wrote in a press release before calling the "dubious" protest "weird," "downright scary" and "counterproductive."

"That's not the Texas way," the May 30 missive concludes.

But the group Open Carry Texas stood its ground. They accused the NRA of acting more like Moms Demand Action than stalwart defenders of the Second Amendment. And the NRA quickly backed down, explaining that the criticism "was a mistake" made by a staffer who was giving his "personal opinion." Chalk one up for the rifle men from Texas.

The open carry movement called on all their supporters to bring their rifles with them to the Texas Republican Party Convention at the Fort Worth Convention Center this week. Fort Worth didn't like that, and announced that citizens could walk around on the sidewalk outside the convention center with their long guns, but they weren't bringing them inside where alcohol is served.

Moms Demand Action also zeroed in on the retailer Target this week after finding photos of Open Carry Texas members shopping for baby merchandise in a North Texas store. They demanded the national chain ban open carry in their stores. Target has not responded.

Of all the battles gun advocates have won over the past two decades, this will be the hardest. Groups of roving young men with assault rifles slung over their shoulders frightens the American public. Even in Texas.


SUSCRÍBASE AHORA Noticias diarias

NEW YORK — A concealed carry gun is coming out this year that can be folded into a box resembling a smartphone … a feature that makes police nervous.

Ideal Conceal, a Minnesota startup, is developing a two-shot pistol that folds into a palm-sized square. It can be slipped into a back pocket or displayed openly in a coffee shop with no one the wiser.

“Ingeniously designed to resemble a smartphone, yet with one click of the safety it opens and is ready to fire,” says the company website. “Smartphones are everywhere, so your new pistol will easily blend in with today’s environment. In its locked position it will be virtually undetectable because it hides in plain sight.”

The company said the gun will cost $395 when it becomes available mid-2016. Developer Kirk Kjellberg said he’s already received 2,500 emails from people who want to buy one.

Kjellberg has a concealed carry permit and said he got the idea when he was walking through a restaurant and a young boy saw his pistol.

[protected-iframe info=”https://interactive.tegna-media.com/video/embed/embed.html?dfpposition=Video_prestream_external&id=2088219&title=Minnesotan%20invents%20phone-sized%20gun&site=269&station=tx-austin-KVUE-B3350&api=prod&playerid=6918249996581&dfpid=32805352″ width=�″ height=�″ style=”border-width: 0″]

“This little kid says, ‘Mommy, Mommy, that man’s got a gun,’ so the whole restaurant looks at you like you’re about to shoot the place up,” he explained to CNNMoney. “So I thought to myself there’s got to be another way to be able to carry without bothering other people.”

The Ideal Conceal is a .380-caliber derringer, with two bullets loaded into two barrels. The derringer’s original, simple design dates all the way back to the 1850s, when it was developed by Philadelphia gunsmith Henry Deringer.

Kjellberg said the gun cannot be fired while in the closed position.

NRA Museums director Jim Supica said that Ideal Conceal is not the first folding pistol, nor is it the first pistol to be shaped like a box. North American Arms already makes a small folding revolver that can be easily concealed, and the Taurus Curve is shaped like a box with rounded edges.

But the main difference, according to Supica, is that the guns from North American Arms and Taurus “still look like guns,” while the gun from Ideal Conceal “is arguably designed not to look like a gun when folded.”

That’s the part that doesn’t sit well with police officers.

“In general, the concept of any kind of weapon that’s disguised, so that it’s not apparent that it’s a weapon, would be cause for concern,” said Bill Johnson, executive director and general counsel for the National Association of Police Organizations.

Even if it’s in plain sight, the Ideal Conceal might actually require a concealed carry permit, but that would depend on state and local laws, which vary widely.

Kjellberg, an entrepreneur who co-owns Microwave Utilities, a company that thaws out frozen ground to access underground utilities, said he might eventually develop guns in different calibers. He also plans to introduce a semiautomatic version of Ideal Conceal in 2018.

His palm-sized pistol seems custom-made to ride the rising trend in concealable pistols. Handgun sales are booming, particularly for compact models, pushing FBI background checks to record levels.