Nuevas recetas

101 mejores camiones de comida en Estados Unidos 2015

101 mejores camiones de comida en Estados Unidos 2015

Los camiones de comida son más que cocinas sobre ruedas. Incluso si el rumor en torno al renacimiento de los camiones de comida comenzó frenéticamente y luego se enfrió un poco, la resistencia de estos restaurantes móviles es un testimonio del hecho de que la comida creativa, literalmente dirigida por chefs, no tiene por qué limitarse a restaurantes que revientan la billetera con meses. -Las largas listas de espera. Aquí está nuestra cuarta lista anual de los 101 mejores camiones de comida de Estados Unidos.

101 mejores camiones de comida en Estados Unidos 2015 (presentación de diapositivas)

En el pasado, decidimos esta clasificación combinando factores como los seguidores de Twitter, las reseñas de Yelp y las estrellas de Yelp en un algoritmo ponderado, completado por una puntuación de originalidad que tenía en cuenta la innovación del menú, el concepto general y la geografía. Este año, lo hicimos simple: Te dejamos decidir, a través de una encuesta pública. Para compilar nuestra lista de camiones de comida para votantes, ampliamos nuestras listas de 2012, 2013, y 2014, pidió sugerencias a los lectores, echó un vistazo a los ganadores del Premios Vendy, y traté de encontrar camionetas para novatos. La clasificación de este año es el resultado de 2.662 respuestas y un total de 5.634 votos (a los encuestados se les permitió votar por varios camiones). Gracias a todos los que participaron en la encuesta; hicieron que nuestra lista reflejara mejor los gustos de la población en general. Después de todo, si hay algún tipo de establecimiento que sea más explícitamente para la gente, por la gente, es un camión de comida.

¿Qué lo convierte en un gran camión de comida? "Un gran camión de comida debe tener una declaración de marca clara", compartió Tyler Florence, presentador de Food Network's La gran carrera de camiones de comida (la sexta temporada comienza este agosto). "No puedes ser impreciso. Si vendes hamburguesas, tacos, helados, lo que sea, debes comunicarlo claramente. 'Spice It Up' no es un buen nombre para un camión si vende curry (no dice cualquier cosa sobre la comida), pero "Curry con prisa" lo saca del parque. Lo mismo ocurre con el diseño. Los camiones que tienen gráficos simples e inteligentes, que se pueden ver desde la calle, son la forma de ir. Manténgase alejado de los colores oscuros, que pueden perderse en un paisaje urbano. Además, los mejores camiones de comida se especializan en una cosa. ¿Hacen tacos? ¿Qué tipo de tacos? ¿Coreanos? ¿Indios? ¿Los tradicionales? Los camiones que ofrecen un menú global tienden a no ser buenos en nada. Y cuando se trata de la comida, usted y su equipo deben convertirse en autoridades en su obsesión ".

Recientemente se ha hablado de que los camiones de comida son una tendencia moribunda. Rogamos diferir. Mientras que los camiones han ido perdiendo popularidad en Nueva York - donde la mayoría de las tendencias alimentarias pierden popularidad después de rachas de crecimiento - este no es el caso del resto del país. Quizás no sea una sorpresa que las ciudades con más camiones de comida en la lista de este año sean los Angeles y Filadelfia (esperado) y Bostón (no tan esperado). Boston debe su éxito en parte a las leyes de la ciudad: "En lugar de limitar el número de licencias para camiones de comida", informa Galen Moore para BostInno, "Boston limita el número de ubicaciones en las calles de la ciudad y otras propiedades públicas". Esto significa más camiones de comida que cubren un rango más amplio de la ciudad. Sin embargo, aunque algunas ciudades amantes de los camiones de comida se benefician de las regulaciones locales, otras no. Raleigh y Providencia, por ejemplo, son excelentes ciudades gastronómicas que han tenido mala suerte en lo que respecta a las leyes de zonificación. La resistencia de estos restaurantes móviles es un testimonio del hecho de que la comida creativa, literalmente impulsada por chefs, no tiene por qué limitarse a restaurantes que revientan la billetera con listas de espera de un mes.

El año pasado, los Angeles, Nueva York, y San Francisco lideró el camino con la mayor cantidad de camiones de comida en nuestra lista, con 16, 9 y 12, respectivamente. Chicago (6), Twin Cities (5) y Miami (5) también tenían una buena cantidad de camiones de comida altamente calificados. Este año, Los Ángeles (11), Nueva York (7), San Francisco (6) y Austin (4) continúan presumiendo de tener una buena cantidad de camiones de comida en nuestra lista, pero Chicago (3) y Twin Cities (0 ), no tanto. Hay algunas ciudades que se destacaron este año que no estaban demasiado en la lista del año pasado, sobre todo Bostón (12), Filadelfia (8) y Cleveland (5). Como para Washington DC. (4) y Nueva Orleans (4), continúan teniendo escenas robustas de camiones de comida.

La fusión coreana, los rollos de langosta y los tacos parecen liderar el camino en términos de cocinas populares de camiones de comida; La comida vegana, la barbacoa y el queso asado constituyen muchas de las comidas más queridas en la lista de este año. Un saludo a los camiones que están sirviendo algunos alimentos más fuera de lo común: Boston's Sheherazad, que se especializa en cocina iraquí; Phoenix Pan frito de Emerson, que realza un elemento básico de la muy olvidada cocina de los nativos americanos del suroeste; y Nueva York Dia de nieve, que sirve sándwiches de queso a la parrilla con infusión de jarabe de arce que son preparados por ex convictos. Dicho esto, casi todos los camiones de comida de esta lista sirven algo totalmente original; haga clic en nuestra presentación de diapositivas para saber cuáles son estos elementos.

¿Extrañamos tu camión favorito? Siempre hay el próximo año. Pío @thedailymeal o deje un comentario a continuación para informarnos sobre los camiones que deberían estar en nuestro radar. Pero antes de que se enoje demasiado, tenga en cuenta que nuestra lista solo incluye camiones de comida, no carritos. En otras palabras, si no puede obtener una multa de estacionamiento, no puede estar en la lista. Algunas ciudades (especialmente las más queridas Portland, Oregon) nos dolió: muchos de sus "camiones" de comida no pasaron el corte porque no eran, bueno, camiones. Tampoco se consideraron los camiones de postre o café.

Sin más preámbulos, aquí están los 101 mejores camiones de comida por los que debería viajar de costa a costa. Confía en nosotros; vale la pena.

# 101 Swizzler Gourmet Hot Dogs, Washington, D.C.

En 2012, tres estudiantes de tercer año de la Universidad Wake Forest de Carolina del Norte inventaron un nuevo concepto de comida rápida: perritos calientes de calidad cortados en espiral a lo largo para que pudieran sostener e integrar mejor sus coberturas, que caen bien en los surcos, como parte de un proyecto de clase. La idea fue lo suficientemente buena como para sobrevivir a la graduación, y en 2014 el trío lanzó este doggery móvil. Las salchichas son carne de vaca alimentada con pasto. Las ofertas van desde el J (ersey) Dawg (chucrut, cebollas picadas y mostaza deli marrón picante) hasta la Acrópolis (tzatziki casero, queso feta, aceitunas Kalamata, cebolla roja y tomates cherry), con sabores de Italia y del sur a lo largo el camino. Estamos casi seguros de que la única razón por la que esta joya no está más arriba en la lista es porque son nuevas en la escena.

# 100 Foodie Call, Nueva Orleans

Este camión de comida inteligentemente nombrado sirve hamburguesas, sándwiches, papas fritas y un delicioso pastel de cangrejo hecho con arroz con palomitas de maíz, cangrejos locales, maíz dulce y champiñones en una crujiente cáscara de empanada. Todo está en los detalles: su hamburguesa original está enrejada con queso cheddar y cebollas caramelizadas, y su sándwich de jamón y brie se eleva con una mostaza de higo compleja. Pueden llamarnos en cualquier momento. Foodie Call hizo nuestra lista de 101 mejores camiones de comida en 2012, pero se redujo en los años siguientes. Desde que abrimos nuestras votaciones al público este año, suponemos que los fanáticos del camión se han dedicado a su comida todo el tiempo.

Información adicional de Dan Myers, Arthur Bovino y Colman Andrews


Estos son los 21 mejores camiones de comida de Estados Unidos


CRÉDITO: Alejandro De Los Rios

Ir a un restaurante puede ser frustrante: estás rodeado de gente terrible, tienes que esperar un asiento y, al final de la noche, hay un 0% de posibilidades de que el edificio te lleve a casa. Los camiones de comida no solo eliminan todos estos problemas, sino que también presentan algunos de los mejores bocados que se pueden tomar. Estos 21 camiones llevan la comida callejera a nuevas alturas ridículas, con chefs ingeniosos que convierten la comida callejera en una forma de arte. arte que se puede comer sentado en la acera. ¡Ni siquiera Banksy puede hacer eso!


Rey de los Pops (Atlanta, Georgia)
Dónde encontrarlo: Rodando por las calles de Atlanta, pero puedes rastrear su paradero a través de su sitio web.
El menú: Este camión vende deliciosas paletas al estilo latinoamericano y paletas heladas que van desde locos sabores de temporada como pera-vainilla y manzana acaramelada hasta los de todo el año como sal de chocolate y mar, Arnold Palmer y leche de cereales, que es increíble.


Vía 313 (Austin, TX)
Dónde encontrarlo: 61 Rainey St (detrás de Craft Pride) y 1111 East 6th (frente al Violet Crown Social Club).
El menú: Lo mejor que ha salido de la vieja Detroit desde Robocop, Via 313 sirve tartas cuadradas al estilo MoTown. La corteza es gruesa y esponjosa, y el queso obtiene una corteza caramelizada que hace agua la boca. Vaya con el Detroiter, y obtendrá todo eso más dos tipos de pepperoni.


John Mueller Meat Co. (Austin, TX)
Dónde encontrarlo: 2500 E. 6th Street, compartiendo mucho con Kellee's Place.
El menú: Un renombrado maestro de la carne, Mueller fuma a todos en el juego de la barbacoa, lo cual no es una tarea fácil, considerando que el tío de Snoop Dogg tiene un camión de costillas en Oregon. Fuera de la configuración de su remolque, hace de todo, desde pavo ahumado hasta paleta de cerdo y salchicha de ternera. Pero deberías optar por la pechuga o las costillas de ternera sobre todo, perfectamente ahumadas por uno de los mejores pitmasters del mundo.


CRÉDITO: Fotografía de Zac Wolf
Queso a la parrilla de Roxy (Boston, MA)
Dónde encontrarlo: Pie. Point, Dewey Square y Cleveland Circle, además de muchos otros lugares muy afortunados.
El menú: Estos pioneros de los camiones de comida apuestan seriamente por el queso a la parrilla con un menú pequeño y fresco de sándwiches fantásticos. Pon tus manos y boca en el Green Muenster Melt casero con guacamole y tocino de madera de manzano y, en un día más frío, asegúrate de combinarlo con la sopa de tomate asado para el mejor almuerzo del abuelo que puedas imaginar. Ah, y puedes agregar tocino a cualquier cosa, incluido, suponemos, el chocolate caliente Nutella.


10 mejores camiones de comida en Estados Unidos

En los lotes de gasolineras, en las aceras del centro de la ciudad y en los parques a cuadras de su oficina, los camiones de comida inactivos sirven tacos, rollos de langosta, hamburguesas, burritos, queso asado, pizza, platos al vacío y comida francesa de alta gama que pagará $ 10 o menos por. Los camiones de comida aprovechan los gastos generales más bajos, las restricciones municipales valientes (en su mayoría) obsoletas, las multas policiales aleatorias (y específicas) y la ira mal dirigida de los restaurantes inseguros que a menudo causan problemas. Los camiones de comida están lejos de ser la última tendencia en comida, pero cuando se trata de comida excelente hecha rápidamente (y por el "pequeño"), son una de las mejores cosas. Así es, los camiones de comida son geniales (aún, aunque enfrentan una reacción violenta) y si la comida es el objetivo de su viaje o lo que está agarrando para llevar a su escritorio, hay camiones de comida en las ciudades estadounidenses que debe buscar. fuera: los mejores camiones de comida en Estados Unidos ahora (Crédito: Easy Slider).

El año pasado, The Daily Meal lanzó su primera lista de los mejores camiones de comida de Estados Unidos, examinando a unos 300 proveedores en este gran país. La lista se hizo porque por mucho que los camiones de comida hayan entrado en el léxico cultural, por mucho que hayan sido escritos, celebrados y premiados por sitios web, periódicos, revistas y organizaciones locales, nadie clasificó de manera confiable a todos los camiones de comida a nivel nacional.

Ha habido listas de los mejores, redadas destacando camiones en ciudades individuales y algunas a nivel nacional. Estos fueron puntos de lanzamiento. Presentaron cocinas innovadoras y espectacularidad, pero no contaron toda la historia, incluyeron carros, no tenían conocimiento geográfico y no indicaron mucha metodología. El año pasado, The Daily Meal cambió eso con un sistema de clasificación definitivo que nadie más tiene.

La lista inaugural de los mejores camiones de comida de The Daily Meal abarcó más de 30 ciudades. A ellos se sumaron los favoritos del personal, camiones elogiados por organizaciones y publicaciones nacionales y locales, tanto impresas como en línea. Los editores consultaron sitios de reseñas populares y evaluaciones críticas. Analizaron el número de seguidores de Twitter y los "me gusta" de Facebook de los camiones. En aras de la originalidad, examinó la innovación del menú, el concepto, el concepto relativo al inicio, es decir, los tacos asiáticos son tan originales como las papas fritas con aceite de trufa (es decir, no son innovadores) y cómo todo eso influye en la geografía.

Esa metodología aplicada en 2013, salvo algunas diferencias. Cuando se trata de camiones de comida, el factor social es vital. Entonces, mientras que en 2012, cuando Facebook se consideró solo donde no existía una presencia en Twitter, en 2013, tanto los seguidores de Twitter como los de Facebook se incluyeron en una ecuación matemática cuidadosamente construida. En segundo lugar, esta lista se benefició de los comentarios y sugerencias resultantes de los mejores camiones de comida de The Daily Meal en Estados Unidos para 2012. Se consideraron más camiones de comida, alrededor de 450, en más de 40 ciudades.

Algunas notas. Solo se consideraron camiones. Reclame si lo desea, pero si era un remolque o un carro, si necesitaba algo para tirar, arrastrar, empujar o transportar, si no estaba sobre cuatro ruedas y no podía moverse por sus propios medios desde la multa de estacionamiento. al lugar de estacionamiento? Desaparecido. Algunas ciudades (especialmente la muy querida Portland, Oregon) sufrieron a los editores, pero muchos de sus "camiones" de comida no pasaron el corte porque no estaban bien, camiones. Además, esta es una lista de camiones de comida. Los camiones de comida que solo hacen magdalenas o café son camiones de magdalenas o café, no camiones de comida. Con la rara excepción, no parecía justo incluir camiones que sirvieran hielo raspado o helado con los que preparan menús completos. (Seguirán las listas de los mejores carritos de comida y camiones de helados de Estados Unidos).

Una última cosa: la lista de The Daily Meal se parece ahora un poco a una defensa de los camiones de comida. Este no es un modelo de negocio que deba defenderse. Muchos de los problemas que enfrentan los camiones de comida (incluso en DC, Chicago e incluso Nueva York) no son justos y los trabajadores de oficina deberían (al menos) cuidarlos lo suficiente como para hacer ruido en nombre de las personas trabajadoras que hazles el almuerzo. Manejar un camión de comida es un trabajo difícil, uno en el que simplemente ser "genial" no paga las facturas. Como señaló recientemente la revista The New York Times, algunos dirían "El negocio de los camiones de comida apesta".

A los dueños de restaurantes a quienes los camiones les han provocado la ira: sí, hay delincuentes. Pero los establecimientos físicos que afirman que los camiones se alimentan de ellos deben considerar esto:

1. La competencia genera mejores restaurantes. ¿Le preocupa que los camiones produzcan mejor comida que usted? ¡Cocina mejor comida! Brindar un mejor servicio. Tienes techo, vestidor y personal. Deberias ser capaz de.
2. Hacer que los clientes se sientan más valorados o que sientan que obtienen más valor.
3. ¿Paga usted alquiler? Respeto. Eso no te da derecho a hacer negocios.

¡Pero basta de reglas! ¿Cuáles fueron los resultados? ¿Cómo se clasificaron? Tendrá que leer detenidamente la lista o ver la presentación de diapositivas para obtener detalles, pero la lista de este año, aunque incluía siete cocinas o tipos de comida diferentes, todavía estaba dominada por la fusión asiática, las hamburguesas, los sándwiches, el queso asado y los tacos. La pizza y los rollos de langosta eran otros líderes predecibles, pero también había algunos menús de chef impresionantes.

Los Ángeles (16 camiones de comida), San Francisco (11 camiones de comida) y la ciudad de Nueva York (10 camiones de comida) todavía lideran todas las ciudades. Pero los grandes ganadores del año pasado perdieron terreno. Boston, Chicago, D.C., Los Ángeles, Nueva York, Filadelfia, San Francisco y Seattle perdieron 11 lugares en total. Los camiones de comida en ciudades como Cleveland, Dallas, Durham, Fresno, Oakland, Reno, San Antonio, San Diego, Santa Mónica y Wichita se clasificaron, mientras que Houston, Vegas, Miami, Nashville, Portland y St. Louis ganaron lugares. ¿Por qué? Teniendo en cuenta el factor social de los camiones alterados de Facebook (si no te gusta el ranking, anima a tus camiones de comida favoritos a buscar más me gusta y seguidores). Pero la razón principal es que los camiones de comida en más ciudades solo están haciendo mejores alimentos. Y esa es una tendencia a la que puede apostar a seguir viendo en el futuro.

Entonces, desde tacos considerados "lo mejor en Nashville desde la música country" hasta kimchi kraut y perritos calientes cubiertos de bulgolgi en Portland, aquí está la lista de los 101 mejores camiones de comida en Estados Unidos para 2013, cualquiera de los cuales estaríamos encantados de esperar en la fila para una comida digna de comer de pie.


Sra. Cheezious

La camioneta Ms Cheezious de Miami ocupó el tercer lugar en la lista de los 10 mejores camiones de comida de CNBC en 2017. El concepto creativo se centra en los sándwiches gourmet de queso a la parrilla como una deliciosa comida reconfortante. Disponibles en versiones abundantes con ingredientes como tocino y variaciones de postre, los camiones llevan el queso asado a un nuevo nivel. Al igual que Oink y Moo BBQ, la operación creció de una sola unidad a varios camiones y ubicaciones físicas. La amplia experiencia de los propietarios en la industria de la restauración contribuye al éxito del negocio.


Galletas

Costo estimado: Masa de masa para galletas prefabricada de 8 lb por $ 20 y # 8211 $ 35.

Precio minorista estimado: $ 1 por galleta o hasta $ 20 por un balde.

Cómo hacer que funcione: Ofrecer galletas recién horneadas a los consumidores siempre será un éxito. Puede pedir masa para galletas de alta calidad a cualquier empresa de suministros para restaurantes, por lo que todo lo que necesita hacer es hornear el producto y servirlo.

Los sabores populares ya preparados incluyen chispas de chocolate, mantequilla de maní y galletas de azúcar. Puede preparar estas recetas para hacerlas suyas pidiendo masa para galletas simple y agregando ingredientes. Algunas opciones incluyen piezas añadidas de Reese & # 8217s, M & ampMs, nueces y otros sabores que se encuentran comúnmente en productos horneados.


Los 10 mejores camiones de comida de EE. UU.

Espero que tengan hambre, ¡el 11 de octubre es el Día Nacional de los Camiones de Alimentos! Los camiones de comida se han convertido en una parte básica de la escena culinaria en la mayoría de las ciudades, ofreciendo comidas que rivalizan incluso con los restaurantes mejor calificados. Aunque la comida callejera en sí no es nada nuevo (se ha hecho en destinos turísticos de todo el mundo durante décadas), la industria de los camiones de comida ha experimentado un rápido crecimiento en los últimos cinco años. El primer camión de comida fue un camión de helados convertido en dispensario de tacos que abrió Raúl Martínez en 1974 en el este de Los Ángeles. Desde entonces, el crecimiento de la popularidad de la cocina móvil ha ido en aumento. Casi tan rápido como vimos aparecer cientos de tiendas de magdalenas en todo el país, los camiones de comida brotaron en todas las ciudades.

Una vez reservados para los festivales de verano, ahora puede encontrar camiones de comida estacionados en lotes abandonados, alineados en las calles de la playa y acurrucados en prácticamente todos los mercados de agricultores. Estas máquinas de nominaciones móviles sirven de todo, desde rollos de langosta hasta magdalenas y los mejores tacos que jamás hayas probado. Literalmente, hay un camión de comida para todos, incluidos aquellos entre nosotros que tenemos restricciones dietéticas. ¿Sin gluten? ¿Vegano? ¿Comestible según la ley judía? No se preocupe, hay un camión de comida para eso.

En honor al Día Nacional de los Camiones de Comida, aquí hay una lista de 10 de los camiones de comida más populares de los Estados Unidos.

1. Los Ángeles - Kogi BBQ

Kogi BBQ es un lugar emblemático de Los Ángeles que ofrece una deliciosa parrillada coreana a la buena gente de Los Ángeles. Kogi ofrece quesadillas de kimchi, junto con otra comida callejera digna de un rey (pero de fácil acceso para las masas).

2. Portland - Phat Cart

Los amantes de la comida de Portland pueden encontrar comidas asiáticas que deleiten sus papilas gustativas en Phat Cart. El popular camión de comida se puede encontrar en dos ubicaciones en Portland y tiene la misión de crear una cocina verdaderamente auténtica basada en los viajes del propietario por el sudeste asiático. Phat Cart se especializa en cajas bento que cuentan con ingredientes sin OMG y sin hormonas.

3. Chicago - Cupcakes for Courage

Chicago no es ajena a la indulgencia culinaria de los camiones de comida. Uno de sus destinos móviles más populares es Cupcakes for Courage, un camión de comida que apoya la investigación del cáncer. Sin embargo, no dejes que el nombre te engañe. Se sirven magdalenas, pero también una deliciosa variedad de alimentos para el desayuno. Las hermanas dueñas de esta pastelería consciente incluso aparecieron en Guerra de pastelillos!

4. Atlanta - Yumbii

Al fusionar la cocina sureña y los sabores asiático-mexicanos, Yumbii ha creado una experiencia completa con su comida gourmet sobre ruedas. Votado como el mejor de Atlanta en Holgazanería creativa revista, Yumbii dice: "El camión es de alta energía, atractivo y digital hasta la médula". Personalmente puedo dar fe del hecho de que sus tacos de pescado son deliciosamente divinos.

5. Nueva York: Wafels y Dinges

Marque Wafels y Dinges de su lista de deseos para los amantes de la comida cuando esté en la Gran Manzana, porque los nativos de Nueva York y los turistas se entusiasman con este restaurante móvil de inspiración belga.

6. Miami - Sra. Cheezious

Hay muchos camiones de comida famosos en Miami, pero una de las favoritas locales es la Sra. Cheezious. Este camión prepara alimentos reconfortantes con un toque. Uno de sus artículos más populares es el queso derretido Crabby: queso a la parrilla, no como solía hacer tu mamá.

7. Houston - The Waffle Bus

Space City es el hogar de cientos de camiones de comida, pero uno de los más populares tiene un concepto simple pero delicioso: sándwiches de gofres. El Waffle Bus sirve sándwiches de gofres dulces y salados con sabores como Nutella y plátano, salmón ahumado y, por supuesto, el favorito del sur: pollo y gofres.

8. Washington D.C. - D.C. Empanadas

D.C. Empanadas es un camión de comida que sirve una variedad heterogénea de opciones de empanadas, que van desde la Orden Ejecutiva (empanada de hamburguesa con queso y tocino con cebollas Vidalia a la parrilla) hasta el Menage a Trois apto para vegetarianos (brie, higos y almendras marcona). Se rumorea que es el favorito del presidente Obama, ¡vale la pena echarle un vistazo a este camión de comida!

9. Seattle - Marination Mobile

No se deje engañar pensando que esta ciudad lluviosa permite que el clima impida que el movimiento de los camiones de comida sea un gran éxito. Hogar de algunas de las tiendas de alimentos móviles más innovadoras de los alrededores, una de las más populares de Seattle es Marination Mobile. Sirviendo las calles de Seattle con tacos, deslizadores, quesadillas y más, Marination Mobile combina la cocina hawaiana y coreana para algunas comidas dignas de baba.

10. Filadelfia - Prime Stache

Esta máquina de camiones de comida de una ciudad no es ajena a la comida para llevar. Aunque Filadelfia es conocida desde hace mucho tiempo por sus bistecs de queso únicos, el camión de comida Prime Stache es la prueba de que siempre hay espacio para nuevos sabores en esta ciudad amante de la comida. Con porciones de ravioles de edamame y pulpo a la parrilla, ha crecido bastante bien en Filadelfia.

¿Buscas ideas de comida increíbles? Verificar Bullicio en YouTube.


La lucha por mantenerse vivo

“Puede que los camiones de comida ya no sean tan modernos y nuevos, pero son parte de la vida diaria”, dice Shen. También se están alejando de sus raíces gastronómicas de guerrilla, que tienen sus propios pros y contras. Por un lado, una mayor aceptación y popularidad significa más cosas como espacios designados para camiones de comida y asociaciones de camiones de comida para apoyar y defender los derechos de los propietarios de camiones de comida. En el otro, una mayor conciencia significa un mayor escrutinio de la ley, con más regulaciones sobre dónde, cuándo y cómo pueden operar los camiones de comida. Y no siempre parece fácil.

Sería poco sincero decir que "los camiones de comida llegaron para quedarse". El último boom se ha limitado a capitalizar décadas de tradición e innovación. Son una institución nacida de la necesidad, ya sea la necesidad de los pastores de ganado que necesitan comida en una larga caminata, de las personas que necesitan comida barata en la pausa del almuerzo o de los chefs consumados que necesitan compartir sus talentos de una manera que no pone ellos en deuda. Sin embargo, lo que ha cambiado es nuestra expectativa de lo que podemos obtener de un camión de comida. Ya no son frijoles y cecina ni tacos rápidos, sino opciones innovadoras "gourmet". No sorprenderá a nadie si dice que obtuvo su queso trufado a la parrilla o el rollo de langosta o el burrito vegano de quinua de un "tipo en una camioneta".


Los 12 mejores camiones de tacos de Estados Unidos

Aarón Sánchez es un estudioso del taco de toda la vida. Su educación comenzó mientras veía a su madre cocinar en su restaurante de Nueva York. “De ella aprendí sobre las raíces de la comida”, dice. "Me convertí en un estudioso de mi cultura y mi cocina".

A pesar de tener una amplia experiencia en la cocina mexicana, los tacos son donde Sánchez concentra gran parte de su energía, primero como chef y ahora como presentador en Cooking Channel Viaje de tacos. Entonces, ¿qué tienen los tacos? Según Sánchez, el atractivo está en su accesibilidad y versatilidad. “Un taco es verdaderamente la comida de la gente. Es algo que a todo el mundo le encanta ".

Aunque prefiere su comida arraigada en la tradición, Sánchez no es un taco purista. “Puedes tener un taco tradicional sin adulterar, o puedes tener un taco de camarones crujientes envuelto en jícama”, explica. "Es todo un espectro".

En su programa más reciente, Sánchez visita de todo, desde lugares para mamá y papá hasta tomas más modernas, y encuentra algo que le encanta en cada taco que ha probado. De hecho, solo hay un factor decisivo para Sánchez cuando se trata de tacos: "Los tacos son una comida honesta", dice. "Cuando llamas a algo taco, estás haciendo una promesa. Cuando llamas a algo carnitas y no es cerdo cocinado en su propia grasa, estás rompiendo esa promesa. Estoy a favor de la creatividad y la innovación, pero sé honesto ".

Después de enseñarnos lo que hace que un taco sea realmente bueno, Sánchez nos habló de sus camiones y chozas favoritas. "Soy solo tu guía", dice, "estas son las personas que lo hacen posible". A continuación se muestran algunos de los mejores lugares de todo el país.

Para acceder a videos de equipos exclusivos, entrevistas con celebridades y más, suscríbete a YouTube.


America & rsquos Best Cities for Foodies 2015

Cuando visita Los Ángeles, la restauradora de Las Vegas Elizabeth Blau, recientemente nominada a un premio James Beard, no se preocupa por los asientos de primera en los restaurantes. & ldquoLa primera vez que fui a Gjelina, & rdquo, ella dice sobre el aclamado Venice caf & eacute, & ldquow obtuvimos pizza y ensaladas en el área para llevar, y luego las comimos mientras estábamos sentados en cajas de leche en el callejón. Fue tan bueno. & Rdquo

No es de extrañar, Blau dice que planea sus viajes a restaurantes, panaderías y mercados, aunque muchos Viajes + Ocio los lectores darían fe de que no es necesario ser restaurador para viajar por el estómago. Como parte de la encuesta de Ciudades Favoritas de la revista & rsquos America & rsquos, los lectores clasificaron 38 ciudades por cualidades como calles transitables, atractivo histórico y galerías de arte, que, para algunos viajeros, son simplemente agradables para matar el tiempo entre comidas.

Los lectores también clasificaron las 10 características más codiciadas de una ciudad, desde las indulgencias de comida callejera, café y panaderías a un costo relativamente bajo hasta mercados gourmet de especialidades, bares de vinos y restaurantes de alta gama dirigidos por chefs. (Y agregando muchas hamburguesas, pizzas, cervezas artesanales y sándwiches).

Entre los ganadores, algunos tal vez impulsados ​​en las encuestas por sus entusiastas lugareños, encontramos varios ganadores y nominados de James Beard, así como algunos giros fabulosamente creativos de los clásicos: & ldquohot chicken & rdquo en Nashville, bison tartar en Minneapolis y platos de degustación de pepinillos en Chicago.


Grandes bocados en el estado de Bluegrass: qué comer en Kentucky

Tenga suerte en Kentucky con estos alimentos estatales icónicos y los mejores lugares para probar cada uno.

Relacionado con:

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto de: Asentamiento de Patti en 1880

Foto por: Sarah Jane Sanders

Foto por: Willow Pond of Aurora

Borbón y más allá

Desde las montañas del este de los Apalaches al oeste hasta los fondos del río Mississippi, los habitantes de Kentucky se paran unidos alrededor de mesas cargadas de jamón añejo, pan de cuchara tierno (por favor, pase la mantequilla) y jarabe de sorgo hecho a mano. Ah, y un poco de bourbon local, tal vez antes. Quizas despues. ¿Listo para unirte a la delicia? Para todos los días, pruebe los adorados frijoles para sopa y pan de maíz y sus variaciones: burritos y tacos aclamados a nivel nacional. Combínalo con un Ale-8-One, come un Modjeska de postre y comparte la mancomunidad de Kentucky.

Ilustración de Hello Neighbor Designs

Marrón Caliente

En 1926, el chef Fred Schmidt, del Brown Hotel de Louisville, creó un sándwich de pavo abierto, sabroso, cremoso y caliente destinado a recargar las energías de los comensales nocturnos con baile y cenas del hotel. Schmidt colocó en capas el pavo en rodajas sobre una tostada, lo cubrió con salsa Mornay, metió algunas mitades de tomate Roma y puntas de pan tostado, pasó el plato por debajo de un asador caliente y agregó rebanadas de tocino crujiente como adorno. The Hot Brown, todavía disponible todos los días en el Brown Hotel, tiene su propia página web, que incluye la receta original. Sigue siendo lo suficientemente popular en los restaurantes de la Commonwealth que ha generado sus propias competencias de lo mejor.

Borbón

Kentucky dio a luz al bourbon y los destiladores de Kentucky todavía producen el 95 por ciento del bourbon del mundo en la actualidad. Los activos naturales amigables con el bourbon de Kentucky incluyen agua de piedra caliza sin hierro, un buen clima y mucho maíz, que debe constituir al menos el 51 por ciento de los ingredientes básicos del bourbon: su "factura de granos". Los amantes del bourbon de Kentucky que beben en casa a menudo eligen Old Forester, probado por el tiempo, introducido en Louisville en 1870 y destilado legalmente a través de la Prohibición. Entre muchos buenos bares de bourbon en la Commonwealth, Henry Clay's Public House en Lexington se destaca por su excelente música en vivo y por su ubicación en un edificio que Great Compromiser, amante del bourbon, construyó en 1805.

Benedictino: La Peche Gourmet-To-Go (Louisville, Kentucky)

Jennie Benedict, nacida en 1860 en Louisville, inventó Benedictine, una pasta para untar hecha de queso crema, jugo de pepino, jugo de cebolla y condimentos, triturados con un tenedor. Los sándwiches o salsas benedictinas aparecen en muchas mesas de Louisville durante la semana del Derby. La receta original, que está ampliamente disponible, incluye dos gotas de colorante verde, un ingrediente que algunos cocineros y chefs omiten hoy. Los habitantes de Louisville, hambrientos de su variedad característica, a menudo pasan por La Peche Gourmet-To-Go, adjunto a Lilly's, para disfrutar de la versión crujiente y rica en pepinos de la famosa chef Kathy Cary. Algunos también piden un sándwich benedictino con tocino para llevar, como refuerzo hasta que llegan a su hogar benedictino y pueden preparar uno ellos mismos.

Julepe de menta

Los julepes de menta a base de bourbon en el Derby Day son un ritual de Kentucky, tanto para los nativos como para los visitantes, y los julepes de menta son la bebida oficial en el hipódromo de Churchill Downs. Los julepes de menta de Kentucky comienzan con bourbon e incluyen menta fresca mezclada, azúcar o jarabe simple y hielo picado. Las bebidas se ensamblan con cuidado, incluso de manera ceremonial. El estadista de Kentucky Henry Clay tenía en alta estima tanto a los julepes de menta como al bourbon. Los cócteles artesanales en muchos restaurantes incluyen variaciones de julepe durante todo el año que tienen un gran atractivo. En Louisville, 610 Magnolia agrega agua de rosas e infusiones de pétalos de rosa, por ejemplo, y Proof On Main se extiende con un cóctel Hot to Trot que incluye cayena, curacao y un licor de hierbas amargas.

Huevos rellenos

Para ser popular en una comida compartida en Kentucky, traiga huevos rellenos y observe su plato vacío antes que todos los demás. Mientras que cada cocinero de Kentucky hace huevos rellenos para satisfacer las preferencias de la familia, que van desde los puramente salados hasta los dulces, los habitantes de Kentucky son de mente amplia y disfrutan del espectro completo de sabores. Aunque los restaurantes rara vez ofrecen huevos rellenos, el restaurante Dudley's, fundado en Lexington en 1981, ofrece aclamados aperitivos diarios de huevos rellenos, con trucha ahumada de Kentucky opcional y aderezos de alcaparras fritas. Some Kentuckians resist the “devil” in deviled eggs, perhaps not trusting the late 18th-century British, who began using the term to describe certain intensely flavored, stimulating foods. While Kentuckians claim deviled (or “dressed” or “stuffed”) eggs as their own, versions of this favorite bite appear on tables around the world, and have since the days of the ancient Romans.

Pan de cuchara

Sit down in the tranquil dining room at Berea College’s historic Boone Tavern and the famed restaurant’s hot starter dish arrives: crusty gold spoon bread scooped straight from the baking dish, served with fresh butter. James Beard called spoon bread a “heavy soufflé.” It is cornbread’s fancy cousin: eggy, buttery, tender and moist. While yellow cornmeal reigns in some parts of the country, legendary mid-20th-century Boone Tavern manager and cookbook author Richard T. Hougen required white cornmeal for the tavern’s signature dish. Home cooks can choose from many recipes to add spoon bread to the table for holidays, birthdays and, of course, Derby brunches.

Goetta

Northern Kentuckians cherish crisp-fried slices of goetta (pronounced “GET-uh”) for breakfast, in sandwiches and as part of “hangover cure” plates. Goetta manufacturers mix meat and broth with steel-cut oats and seasonings to make a mush, then shape the mixture into logs or blocks to sell to restaurants and home cooks. Cooks and chefs then slice or crumble it and fry until crisp. The venerable Anchor Grill in Covington — “We may doze but never close” — serves goetta around the clock, 365 days a year, and does not have far to go to buy it. Just across the road, Glier’s Goetta, founded in 1946, makes 1 million pounds of this German-influenced specialty food each year.

Pollo frito

Even though people around the world love Kentucky’s fast-food chicken for casual meals, it’s the fine-dining restaurants that lift the deep-fried version to its peak. Heirloom Restaurant in Midway offers a memorable, buttermilk-brined chicken breast, serving it over rich mashed potatoes with sawmill gravy and arugula. This restaurant’s fried chicken livers, served with lemon-ricotta ravioli, attract a following so ardent the restaurant cannot replace them on the menu. Kentuckians still pan-fry chicken in cast-iron skillets for special meals at home, often using seasoned flour mix made from Kentucky-grown soft red winter wheat and produced at historic Weisenberger Mill.

Luz de la luna

Independent Kentuckians have made and sold their own alcohol for at least 200 years, including before, during and after Prohibition. Much of that alcohol could be called moonshine — unaged, high-proof, corn-based, distilled whiskey, often made illegally. Distillers like Casey Jones Distillery in Hopkinsville now produce legal moonshine in the light of day. Master distiller Arlon Casey Jones uses stills built on patterns his grandfather developed in Golden Pond, Kentucky, a town renowned for its Prohibition-era moonshine. Golden Pond ceased to exist when its residents were forced to move in the 1960s to make way for the Land Between the Lakes National Recreation Area.

Burgoo

While trips to Keeneland Race Track in Lexington usually involve betting, another “B” word also beckons locals there: burgoo, a Kentucky staple since at least the mid-1800s. Burgoo has no fixed recipe. Food historian Charles Patteson calls it “a hunter’s stew made from what was available.” Early versions of burgoo included local game, simmered outdoors in large iron kettles. Today, burgoo is a thick, savory dish made with multiple meats and vegetables, spiced to the cook’s taste. At Louisville’s Churchill Downs, Derby-goers find burgoo sustaining on the first Saturday in May. Food journalist Jean Anderson said burgoo is “de rigueur at political rallies, church suppers, and family reunions in Kentucky.”

Shaker Lemon Pie

For nearly 50 years, diners have driven to Shaker Village of Pleasant Hill near Harrodsburg for beauty, history, discovery — and the Shaker Lemon Pie. This double-crusted, intensely tart-sweet pie, filled with faintly bitter, paper-thin slices of whole lemon, makes Kentuckians forget all about the lemon meringue and icebox pies in the world outside. Guests from around the country still come in droves for other Shaker foods as well, and for the rich pleasures of enjoying seed-to-table dining in a lovingly restored setting. Big favorites from the menu include tangy tomato-celery soup, the corn muffins or white yeast rolls that are passed with each main meal, and fried chicken.

Soup Beans and Fried Corn Cakes

Soup beans and cornbread? That’s the epicenter of Kentucky’s Appalachian heritage cooking, enjoyed across the state for the savory, salty goodness of slow-cooked pinto beans seasoned with smoked pork. While bean soups can be based on any dried bean, soup beans are always pintos. The best soup beans and cornbread come from home — ideally from Mamaw’s kitchen — but restaurants across the price spectrum also feature these now-stylish survival foods. Windy Corner Market, a popular country crossroadslocation near Lexington, offers red-pepper-flecked soup beans and fried corn cakes every day, served with raw onion, as they should be. Soup beans and cornbread originated because hard-working farm and mining families needed good food they could afford and cook while managing all the work of self-reliant homesteads. The taste of the foods, the comfort they offer and the sense of connection to tradition and culture moved them into the mainstream, where they bubble along today in frugal families’ meals.

Hoppin’ John

Alfalfa restaurant in Lexington put Hoppin’ John on the menu soon after it opened in 1973, and the dish is still available daily, making generations of Alfalfa fans happy. Alfalfa’s idiosyncratic, vegetarian version of this coastal favorite features brown rice topped with lightly seasoned black-eyed peas, a layer of diced canned tomatoes and a trio of toppings: chopped fresh onions, bell peppers and grated white cheddar cheese. Insiders order the cabbage side salad, invented during the early 1970s lettuce boycott, and ask for Alfalfa’s famous miso dressing on the side.

Bourbon Balls

During the winter holidays and Derby week in early May, home cooks often make bourbon balls with moist centers that include crushed vanilla cookies, somewhat like European rum balls. Several excellent Kentucky artisanal candy companies produce truffle-like versions of these beloved candies: creamy, bourbon-soaked fondant centers dipped in fine chocolate. At 95-year-old Ruth Hunt Candies in Mt. Sterling, staff members top each Woodford Reserve Bourbon Ball with a perfect pecan half. Ruth Hunt also lures thousands of fans with its distinctive Blue Monday candy bar, a chocolate-coated slice of pulled, meltaway vanilla cream candy, honoring a traveling minister who said he needed a little sweet each week to help him through his “Blue Monday.”

Transparent Puddings and Pies

The transparent pies at Magee’s Bakery, founded in Maysville in 1956, have their roots in nearby farm kitchens, where cooks made dessert with what they had: eggs, butter, sugar, cream and a touch of flour. These iconic pies may be first cousins of the better-known chess pies, and second cousins once removed of pecan pies, but fans insist on the distinctiveness of transparent pies: They are made without the cornmeal and flavorings typical of chess pies, and without the nuts so crucial in pecan pies. Aficionados also know that the smaller, personal-sized pies are called “transparent puddings.” Reportedly, George Clooney, Maysville’s best-known native, seeks out and shares the pies with friends and colleagues on his movie sets.

Pudín de maíz

Corn pudding, a side dish of baked, corn-filled custard, delights Kentuckians at large family meals, potlucks and holiday dinners. Many Kentucky home cooks depend on a widely shared recipe that stays on the menu at Beaumont Inn in Harrodsburg, handed down through five generations of the owners’ family. The James Beard Foundation declared the Beaumont Inn an American Classic in 2015, honoring nearly 100 years of family ownership and a commitment to iconic Kentucky foods like country ham and fried chicken.

Craft Beer

Bourbon may take top billing when it comes to Kentucky drinking, but the craft beer scene is thriving too. In 2012, Lexington’s West Sixth Brewing began brewing and serving beer in one corner of a historic bakery building called The Bread Box. The craft microbrewery now offers 15 to 20 beers on tap, and the Bread Box brims over with creative, community-minded businesses and nonprofits, including an inventive indoor farm at the heart of the building. Stores and restaurants across Kentucky sell West Sixth’s signature IPA and many other beers. Soon West Sixth beer will include ingredients grown on a newly purchased 120-acre Franklin County farm, 35 minutes from the brewery.

Tacos and Burritos

In a national competition in 2014 aimed at finding America’s best burrito, Lexington’s Tortillería y Taquería Ramírez missed first place by one point. A judge called the tortillas “essentially perfect.” This modest grocery-restaurant attracts hundreds of patrons daily, for both sit-down and carry-out orders. Many are there just for stacks of warm, freshly made corn tortillas: The Ramirez family buys, soaks and grinds Kentucky-grown corn from local Weisenberger Mill as the main ingredient in the tortillas. Journalist and Mexican food authority Gustavo Arrellano documented the Ramirez family’s story in an oral history for Southern Foodways Alliance, beginning with their coming to work on a central Kentucky horse farm and leading to their owning a block of buildings that includes their famous grocery-restaurant.

Rosquillas

Bowman and Zelma Spalding launched Spalding’s Bakery in their north Lexington home in 1929. Their family members still follow the original recipe to make Lexington’s most-famous yeast doughnuts — slightly gnarly, crispy, light, barely glazed, both filling and fulfilling. Other pastries from Spalding’s, particularly apple fritters and filled doughnuts, have their own fan groups. Although plenty of media outlets have affirmed the doughnuts’ wonders, only locals willing to come early, stand in line and carry out — there are no seats — get the full benefits of the bakers’ skills. Once the day’s supply of all the pastries runs out, Spalding’s closes.

Mutton Barbecue

Owensboro, a large river town, serves as Kentucky’s barbecued-mutton epicenter. At least four local restaurants keep mutton on their menus, and frequent church dinners and fundraising events feature this regional specialty of western Kentucky. The Moonlite Bar-B-Q Inn in Owensboro serves a legendary daily buffet showcasing mutton, along with other meats and traditional side dishes like country green beans and broccoli casserole. One distinctive buffet item, banana salad, features sliced bananas rolled in a cooked sweet-tart creamy dressing and topped with crushed peanuts. Bananas have a Kentucky tie because early refrigerated railcars bringing the tropical fruits north from New Orleans to Chicago for national distribution had to stop in Fulton, Kentucky, to replenish their ice supply.

Hamburguesa

At Jack Fry’s, the sultry Louisville restaurant that first opened in 1933, diners can order Jack’s Burger for lunch or dinner. Jack Fry’s chefs put Black Hawk Farms Black Angus chuck on a brioche bun and then add lettuce, tomato, caramelized onions and spicy-sweet local pickles. The rest of Jack Fry’s menu soars to fine-dining heights, but the burger never disappoints. The City Pool Hall in Monticello serves up another kind of burger, also a favorite for more than 50 years: a hamburger patty flattened and crisped alongside its bun on a venerable flat-top griddle, all crunch and savor.

Modjeskas

In the late 1800s Anton Busath, a French confectioner living in Louisville, worked for years to perfect a candy he named for a beautiful, dramatic Polish actress, Helena Modjeska. Busath wrapped a premium marshmallow in soft, buttery caramel, creating a tender bite of sweet-on-sweet that enjoys dedicated fans today. Muth’s Candies, founded in 1921, acquired the closely guarded recipe in the late 1940s. Descendants of founder Rudy Muth continue to make and wrap Modjeskas by hand today, coating some with milk or dark chocolate. Muth’s now sells Modjeskas and other confections online as well as in its NuLu store.

Sorgo

Kentuckians revere sweet sorghum syrup, which many call “molasses” or “sorghum molasses,” as a favorite way to close out a meal: They mash sorghum with soft butter and apply the mixture to a biscuit or two. Sorghum is a single-ingredient sweet syrup that farm families can produce from start to finish on their own land. Kentucky cooks use sorghum in soft spicy cookies, baked beans and the apple stack cakes that are part of traditional Appalachian cuisine. Premier Kentucky producers include Townsend Sorghum Mill and Country Rock, both of which hold national sorghum championships, as well as Oberholtzer’s, which does not enter national competition. Starting in late summer, sorghum producers press sorghum cane stalks to release their green juice, then cook that down in special pans to yield sweet, dark amber syrup. For many Kentuckians, cooking sorghum is a fun activity done communally with family and friends.

Skyline Chili

Nicholas Lambrinides, born in Greece, started Skyline Chili in 1949 in Cincinnati, relying on a secret blend of Mediterranean spices. Across the Ohio River, northern Kentuckians have enjoyed their own Skyline locations for decades and claim the flavorful sauce as part of their cuisine. Basic chili, called a “3-way,” comes on a bed of spaghetti, topped with grated cheese. Diners can keep adding toppings, choosing beans or onions or both, to reach a “4-way” or “5-way.” The chain’s signature Coneys are sauce-topped hot dogs, with other toppings optional. There are several Skyline Chili branches in Louisville.

Cerveza Queso

Kentuckians began eating beer cheese in the 1940s, when Arizona chef Joe Allman invented a cheese spread with four ingredients: cheese, beer, garlic and cayenne. Joe’s cousin, famed restaurateur Johnny Allman, served it as an appetizer at popular destination restaurants on the Kentucky River near Winchester. Today, Hall’s on the River in Winchester serves a popular beer-cheese appetizer with saltine crackers and crisp vegetables. Hall’s spread won the People’s Choice award at Winchester’s 2016 Beer Cheese Festival. Hall’s Snappy Beer Cheese, a commercial version of the restaurant’s housemade spread, can be ordered online.

Derby Pie

George Kern and his parents, Leaudra and Walter, developed Derby Pie around 1950 in Prospect, Kentucky. They trademarked it as Derby-Pie in the late 1960s. Kentuckians eat Derby Pie year-round, not just in early May. Kern’s Kitchen in Louisville produces the custardy walnut-chocolate dessert from a secret recipe, selling it frozen online and to restaurants and grocery stores in parts of Kentucky, Indiana and Ohio. When Kentucky home cooks and chefs make similar pies — for example, adding chocolate chips to a pecan pie — they sometimes use names like Racetrack Pie to let diners know the pie is similar to Derby-Pie while also avoiding trouble over the fiercely protected trademark.

Flowerpot Bread

Western Kentuckians and people from throughout the state drive to the tiptop of the Land Between the Lakes National Recreation Area to eat at Patti’s 1880’s Settlement. One big reason is Patti’s Flower Pot Bread. With each entree, Patti’s serves a seasoned clay flowerpot overflowing with tender yeast bread freshly baked from scratch. Plain butter and strawberry butter come alongside it. Patti’s and its sibling restaurant, Mr. Bill’s, serve more than 350,000 people annually, in a town with fewer than 400 residents. Take a walk through the gardens or play in the nearby lake, and come back for a slice of mile-high meringue pie.

Ale-8-One

In Winchester in 1926, G. L. Wainscott launched Ale-8-One, a new, gingery, caffeinated soft drink. He promoted it as “A Late One” to spotlight its recent arrival on an active soft drink scene. For decades, fans went to Winchester to buy the drink, carrying supplies to friends and family members far away. Now Ale-8-One is available online and its distribution area includes much of Kentucky, along with some Ohio and Indiana counties. G. L. Wainscott’s great-great-nephew Fielding Rogers heads the company today, and he still relies on the founder’s handwritten notes to stay true to the original recipe.

Fried Catfish

While fried catfish appears on menus in restaurants across Kentucky, it’s held in particularly high esteem by diners in western Kentucky. Willow Pond Southern Catfish in Aurora breads catfish fillets lightly and fries them to a crisp brown, serving them alongside well-praised sides, including hush puppies, vinegar slaw, baked potatoes and white beans. Condiments on each table include a sweet red pepper relish that most diners add to the beans — though it can be a dip for other foods as well. Willow Pond of Aurora opened in 1993, taking over from Sue and Charlie’s, a popular catfish restaurant founded in 1947, and it remains known for its warm, skilled service.

Jamón de campo

Kentucky country ham, now a revered delicacy, was once simply “ham.” Families raised their own pigs, cured the hams in salt — sometimes with brown sugar added — smoked them a bit if they wished, and then hung them to age in unheated smokehouses for up to two years. Nancy Newsom Mahaffey of Col. Bill Newsom’s Aged Kentucky Country Ham in Princeton says it’s likely her ancestors began curing hams soon after reaching Virginia in 1642. Today, Nancy uses a recipe written into a family will in the late 1700s to produce stellar aged hams that were praised by James Beard. Available to purchase on the company’s site, they’re impressive enough that a Col. Newsom ham is the only American exhibit in a Spanish museum dedicated to jamon.


Beyond the Food Truck: Six Ideas for Mobile Food Businesses

Even when you don't have a lot of money or time, you still want a tasty meal, and mobile food businesses are uniquely positioned to provide it. Whether serving crepes from a splashily painted food truck, a bacon-wrapped hotdog from a push cart, or Baskin-Robbins ice cream from a franchised kiosk, food is going where consumers are.

Even though street food is enjoying a resurgence, this is a tried-and-true business model that's fed generations of eaters. Today, there are approximately 3 million food trucks operating in the U.S., more than 5 million food carts, and an unknown number of kiosks.

If you multiply the following six mobile options with the myriad cuisines and foods you can serve, possible locations, and the time of day you are open, your options for a mobile food business are endless.

1. Food kiosks
Food kiosks are temporary booths or stands used to prepare and sell foods like pretzels, ice cream and hot dogs. The low overhead, flexibility and ease by which a kiosk can be opened and closed are among the reasons why they&rsquore so popular. Because they are usually operating indoors, kiosk owners typically sign licensing agreements at malls, stadiums, movie theaters or other locations. Many major food businesses such as Ben & Jerry&rsquos franchise express kiosks.

2. Food carts and concession trailers

This style of mobile food business has been around for decades and is a multibillion-dollar industry. Cart owners prepare food in advance or purchase ready-made food like ice cream bars. Then, the food is heated up or pulled from the freezer. Food carts used to focus on simple fare like ice cream and hot dogs, but have expanded their menus in recent years to include dishes like kebobs, gyros, salads, and fish and chips.

Food carts usually either have room for the vendor to be inside and serve food through a window, or they utilize all the cart space for food storage and cooking equipment. Concession trailers, on the other hand, are often found at fairs, sporting events, or other places where they can be unhitched and sit for awhile. Unlike most carts, trailers allow for cooking and have room for two or three people inside.

Carts are less expensive than food trucks, and are usually pulled by a vehicle or pushed by hand. They're fairly easy to maintain and, in many areas, require less licensing than the full-sized food trucks.

3. Food trucks
Larger than carts, trucks can carry more food and handle more business. However, food trucks need more space to park both when doing business and when off-duty.

A food truck can carry more sophisticated equipment for storing, serving, cooking and preparing foods. Food trucks can serve traditional quick lunch fare, be stocked with food from concessionaires, be run by a chain restaurant like In-n-Out or California Pizza Kitchen, or serve gourmet fare by an up-and-coming chef. They can do big business in corporate parks and places that have limited access to restaurants.

There are two types of food trucks: the mobile food preparation vehicle (MFPV), where food is prepared as customers wait, and the industrial catering vehicle (ICV), which sells only prepackaged foods. An MFPV costs more than an ICV, and both cost more than a food cart. A used hotdog cart may cost under $2,500, while a retro-fitted used food truck typically costs $30,000 or more. A new MFPV could cost upwards of $100,000. Complying with additional health department rules and regulations can also drive up food truck costs.

4. Gourmet food trucks
Basically the same as a food truck, the gourmet food truck takes food quality to a higher level. Of the 4,000 food trucks licensed to do business in the Los Angeles area, only about 115 are considered gourmet. They are run by ambitious young chefs who offer cuisine not typically found in food trucks, such as specialty crepes, Korean-Mexican fusion, osso buco or velvet cupcakes. Many gourmet trucks have specialties and themes. In addition, they let their clientele know where they&rsquoll be parked through their websites and social media sites like Twitter. While food trucks need not have kitchens, gourmet trucks are more likely to have food prepared on the spot -- and high-end food at that.

5. Mobile catering businesses
Mobile catering trucks are similar to mobile food trucks, but are hired for specific events. The client chooses food from a catering menu, and the truck then serves the food at the event.

The differences between catering trucks and food trucks are primarily in the manner of doing business. One particular advantage of a mobile catering business is you're not risking as much in inventory because you are cooking and bringing food as ordered for the party. You also have a specific destination, so you need not worry whether your favorite destinations will be busy or not.

6. Bustaurants
As the name implies, a bustaurant is not a truck but a bus, often a double-decker with the lower level for the kitchen and the upper level for customers to sit and eat. This is a new concept and hasn't really been proven yet, especially since the idea tests a rash of licensing issues. They also require more room to park, and are more costly to start because the buses need to be fully refurbished.