Nuevas recetas

Los 5 momentos gastronómicos más extraños de las elecciones de 2016

Los 5 momentos gastronómicos más extraños de las elecciones de 2016

El Elecciones presidenciales de 2016 casi ha terminado (afortunadamente) y ya es hora de volver a ver los aspectos más destacados. Cuando se trata de comida, puede que no haya habido mucha discusión sobre política actual, pero esta elección no estuvo corta en momentos extraños, al menos algunos de ellos obviamente intentan atraer al público. ¿Qué hace que un candidato parezca más realista que celebrar el Cinco de Mayo o hablar de su amor (o en este caso de ella) por las comidas picantes? Bueno ... en 2016, tratar de ser el hombre común no siempre funciona tan bien.

Revive los cinco momentos gastronómicos más extraños de las elecciones de 2016, antes de que intentemos olvidarlo por completo la semana que viene.

El extraño tuit de Taco Bowl de Trump

El candidato republicano Donald Trump ha tenido una buena cantidad de problemas que atraen a la demografía hispana, y su intento de Cinco de Mayo se volvió viral por todas las razones equivocadas. “¡Feliz #CincoDeMayo! Los mejores cuencos para tacos se elaboran en Trump Tower Grill. ¡Amo a los hispanos! " él tuiteó. Desafortunadamente para el señor Trump, tazones para tacos no son exactamente reales La cocina mexicana y el intento desesperado de atraer a personas a las que antes llamaba "violadores" y "asesinos" no salió exactamente como estaba planeado.

Clinton tiene salsa picante en su bolso (Swag)

La exsecretaria de Estado y candidata demócrata Hillary Clinton dijo durante una entrevista con el programa de radio R&B El club del desayuno que siempre guarda salsa picante en su bolso. Aunque algunos vieron el comentario como complaciente a los afroamericanos y tal vez a los fanáticos de Beyoncé (quienes se jactaban infamemente de tener salsa picante en su bolso en su canción "Formation"), Clinton tiene una larga historia de amar las comidas picantes. De acuerdo con la Associated Press, la Casa Blanca tenía a mano más de 100 salsas picantes diferentes cuando era Primera Dama.

Camiones de tacos en cada esquina

Las luchas de Trump relacionadas con la comida con los "hispanos" continuaron en septiembre, cuando el fundador de Latinos for Trump advirtió a Chris Hayes de MSNBC de un horrible (?) posibilidad futura. “Mi cultura es una cultura muy dominante y está causando problemas. Si no hace algo al respecto, tendrá camiones de tacos en cada esquina ". El comentario se volvió viral de inmediato en Twitter, y muchos tuiteros admitieron que la idea de los tacos en todas las calles en realidad sonaba bastante bien. El comentario incluso inspiró a un contra-movimiento llamado "Guac el Voto".

Clinton se come un chile todos los días

En serio… Clinton ama las comidas picantes (ver arriba). Después de que algunos cuestionaron su dedicación a las salsas picantes y las comidas picantes, su campaña oficial emitió un comunicado confirmando que come chiles, salsa picante y hojuelas de pimiento rojo con frecuencia para ella salud. De acuerdo a TIEMPO, consume regularmente alimentos cargados de capsaicina por sus supuestos beneficios, que incluyen la liberación de endorfinas en el torrente sanguíneo y el suministro de una variedad de vitaminas y nutrientes.

Trump come comida rápida con ... ¿un tenedor?

La dieta de Trump está llena de comida rápida y comida grasosa, algo que en realidad lo hace tienen en común con el estadounidense promedio. Sin embargo, su dedicación a los utensilios separa al multimillonario de sus seguidores. En 2011, Trump fue llamado Jon Stewart por comer su pizza con un tenedor, lo que lo convierte en "un verdadero neoyorquino". Y la renuencia de Trump a comer con las manos continuó este ciclo electoral, cuando fue fotografiado de manera extraña comiendo KFC con un tenedor y cuchillo en su avión privado, volviéndose nuevamente objeto de burlas en Internet.


La Corte Suprema de Uganda rechaza la impugnación de las elecciones presidenciales

KAMPALA, Uganda - La Corte Suprema de Uganda rechazó una impugnación de las elecciones presidenciales celebradas en febrero, emitiendo un fallo el jueves que aseguró al presidente Yoweri Museveni un mandato para otro mandato de cinco años. Ha estado en el cargo desde 1986.

La votación del mes pasado, considerada un momento crucial en la democracia de Uganda como la última vez que se le permitirá legalmente al Sr. Museveni aparecer en una boleta presidencial, estuvo marcada por irregularidades y críticas generalizadas.

La impugnación legal del tercer clasificado, Amama Mbabazi, argumentó que el Sr. Museveni no fue elegido válidamente y que la comisión electoral de Uganda había difundido resultados falsos, entre otras acusaciones. Solicitó un recuento en más de 40 distritos.

Según la ley de Uganda, que prohíbe a los candidatos presidenciales mayores de 75 años, fue la última elección en la que se le permitirá postularse a Museveni, de 71 años.

El tribunal dijo que no había suficiente evidencia sustancial de irregularidades en la elección, o que las irregularidades habrían afectado el resultado. Las partes involucradas dijeron que no les sorprendió la decisión del tribunal.

La decisión de la Corte Suprema se produce después de un mes volátil en el que el caso estuvo a punto de desecharse, las oficinas de los abogados del Sr. Mbabazi fueron saqueadas y los archivos físicos y digitales fueron robados.

El desafío legal de Mbabazi representó esencialmente los intereses del líder de la oposición, Kizza Besigye, quien recibió aproximadamente el 35 por ciento de los votos, según los resultados de la comisión electoral, y que permanece efectivamente bajo arresto domiciliario. Museveni recibió alrededor del 61 por ciento de los votos.

El día de la votación, los lugares de votación en Kampala, la populosa capital, donde la oposición tenía un apoyo significativo, abrieron solo unas horas antes de que debían cerrar porque faltaban las papeletas.

Esto significó que las urnas se vieron obligadas a reabrir al día siguiente, pero que la comisión electoral no esperó para comenzar a anunciar los resultados preliminares. Los críticos han argumentado que esto disuadió a algunos en la capital de votar.

Cuando la comisión dio a conocer los resultados oficiales, las cifras no incluían datos de gran parte del área metropolitana de Kampala, que posiblemente representan cientos de miles de votos, según los observadores electorales.

El Sr. Besigye fue arrestado la primera noche de la votación, acusado de intentar acceder a una instalación donde supuestamente se llenaron las boletas, y luego fue puesto en libertad. Fue arrestado nuevamente al día siguiente después de tabular y difundir los resultados de las encuestas él mismo.

Estados Unidos y la Unión Europea instaron a la oposición a impugnar los resultados electorales en los tribunales. El jueves, Estados Unidos pidió calma tras el fallo de la Corte Suprema de Uganda.

"Esperamos que el gobierno ahora aborde las quejas expresadas por su propio pueblo a raíz de estas elecciones", dijo un comunicado de la Embajada de Estados Unidos en Kampala. "La prosperidad futura y el progreso democrático de Uganda dependerán de tales acciones".


La Corte Suprema de Uganda rechaza la impugnación de las elecciones presidenciales

KAMPALA, Uganda - La Corte Suprema de Uganda rechazó una impugnación de las elecciones presidenciales celebradas en febrero, emitiendo un fallo el jueves que aseguró al presidente Yoweri Museveni un mandato para otro mandato de cinco años. Ha estado en el cargo desde 1986.

La votación del mes pasado, considerada un momento crucial en la democracia de Uganda como la última vez que se le permitirá legalmente al Sr. Museveni aparecer en una boleta presidencial, estuvo marcada por irregularidades y críticas generalizadas.

La impugnación legal del tercer clasificado, Amama Mbabazi, argumentó que el Sr. Museveni no fue elegido válidamente y que la comisión electoral de Uganda había difundido resultados falsos, entre otras acusaciones. Solicitó un recuento en más de 40 distritos.

Según la ley de Uganda, que prohíbe a los candidatos presidenciales mayores de 75 años, fue la última elección en la que se le permitirá postularse a Museveni, de 71 años.

El tribunal dijo que no había suficiente evidencia sustancial de irregularidades en la elección, o que las irregularidades habrían afectado el resultado. Las partes involucradas dijeron que no les sorprendió la decisión del tribunal.

La decisión de la Corte Suprema se produce después de un mes volátil en el que el caso estuvo a punto de desecharse, las oficinas de los abogados del Sr. Mbabazi fueron saqueadas y los archivos físicos y digitales fueron robados.

El desafío legal de Mbabazi representó esencialmente los intereses del líder de la oposición, Kizza Besigye, quien recibió aproximadamente el 35 por ciento de los votos, según los resultados de la comisión electoral, y que permanece efectivamente bajo arresto domiciliario. Museveni recibió alrededor del 61 por ciento de los votos.

El día de la votación, los lugares de votación en Kampala, la populosa capital, donde la oposición tenía un apoyo significativo, abrieron solo unas horas antes de que debían cerrar porque faltaban las papeletas.

Esto significó que las urnas se vieron obligadas a reabrir al día siguiente, pero que la comisión electoral no esperó para comenzar a anunciar los resultados preliminares. Los críticos han argumentado que esto disuadió a algunos en la capital de votar.

Cuando la comisión dio a conocer los resultados oficiales, las cifras no incluían datos de gran parte del área metropolitana de Kampala, que posiblemente representan cientos de miles de votos, según los observadores electorales.

El Sr. Besigye fue arrestado la primera noche de la votación, acusado de intentar acceder a una instalación donde supuestamente se llenaron las papeletas de votación, y luego fue puesto en libertad. Fue arrestado nuevamente al día siguiente después de tabular y difundir los resultados de las encuestas él mismo.

Estados Unidos y la Unión Europea instaron a la oposición a impugnar los resultados de las elecciones en los tribunales. El jueves, Estados Unidos pidió calma tras el fallo de la Corte Suprema de Uganda.

"Esperamos que el gobierno ahora aborde las quejas expresadas por su propio pueblo a raíz de estas elecciones", dijo un comunicado de la Embajada de Estados Unidos en Kampala. "La prosperidad futura y el progreso democrático de Uganda dependerán de tales acciones".


La Corte Suprema de Uganda rechaza la impugnación de las elecciones presidenciales

KAMPALA, Uganda - La Corte Suprema de Uganda rechazó una impugnación de las elecciones presidenciales celebradas en febrero, emitiendo un fallo el jueves que aseguró al presidente Yoweri Museveni un mandato para otro mandato de cinco años. Ha estado en el cargo desde 1986.

La votación del mes pasado, considerada un momento crucial en la democracia de Uganda como la última vez que se le permitirá legalmente al Sr. Museveni aparecer en una boleta presidencial, estuvo marcada por irregularidades y críticas generalizadas.

La impugnación legal del tercer clasificado, Amama Mbabazi, argumentó que el Sr. Museveni no fue elegido válidamente y que la comisión electoral de Uganda había difundido resultados falsos, entre otras acusaciones. Solicitó un recuento en más de 40 distritos.

Según la ley de Uganda, que prohíbe a los candidatos presidenciales mayores de 75 años, fue la última elección en la que se le permitirá postularse a Museveni, de 71 años.

El tribunal dijo que no había suficiente evidencia sustancial de irregularidades en la elección, o que las irregularidades habrían afectado el resultado. Las partes involucradas dijeron que no les sorprendió la decisión del tribunal.

La decisión de la Corte Suprema se produce después de un mes volátil en el que el caso estuvo a punto de desecharse, las oficinas de los abogados del Sr. Mbabazi fueron saqueadas y los archivos físicos y digitales fueron robados.

El desafío legal de Mbabazi representó esencialmente los intereses del líder de la oposición, Kizza Besigye, quien recibió aproximadamente el 35 por ciento de los votos, según los resultados de la comisión electoral, y que permanece efectivamente bajo arresto domiciliario. Museveni recibió alrededor del 61 por ciento de los votos.

El día de la votación, los lugares de votación en Kampala, la populosa capital, donde la oposición tenía un apoyo significativo, abrieron solo unas horas antes de que debían cerrar porque faltaban las papeletas.

Esto significó que las urnas se vieron obligadas a reabrir al día siguiente, pero que la comisión electoral no esperó para comenzar a anunciar los resultados preliminares. Los críticos han argumentado que esto disuadió a algunos en la capital de votar.

Cuando la comisión dio a conocer los resultados oficiales, las cifras no incluían datos de gran parte del área metropolitana de Kampala, que posiblemente representan cientos de miles de votos, según observadores electorales.

El Sr. Besigye fue arrestado la primera noche de la votación, acusado de intentar acceder a una instalación donde supuestamente se llenaron las boletas, y luego fue puesto en libertad. Fue arrestado nuevamente al día siguiente después de tabular y difundir los resultados de las encuestas él mismo.

Estados Unidos y la Unión Europea instaron a la oposición a impugnar los resultados de las elecciones en los tribunales. El jueves, Estados Unidos pidió calma tras el fallo de la Corte Suprema de Uganda.

"Esperamos que el gobierno ahora aborde las quejas expresadas por su propio pueblo a raíz de estas elecciones", dijo un comunicado de la Embajada de Estados Unidos en Kampala. "La prosperidad futura y el progreso democrático de Uganda dependerán de tales acciones".


La Corte Suprema de Uganda rechaza la impugnación de las elecciones presidenciales

KAMPALA, Uganda - La Corte Suprema de Uganda rechazó una impugnación de las elecciones presidenciales celebradas en febrero, emitiendo un fallo el jueves que aseguró al presidente Yoweri Museveni un mandato para otro mandato de cinco años. Ha estado en el cargo desde 1986.

La votación del mes pasado, considerada un momento crucial en la democracia de Uganda como la última vez que se le permitirá legalmente al Sr. Museveni aparecer en una boleta presidencial, estuvo marcada por irregularidades y críticas generalizadas.

La impugnación legal del tercer clasificado, Amama Mbabazi, argumentó que el Sr. Museveni no fue elegido válidamente y que la comisión electoral de Uganda había difundido resultados falsos, entre otras acusaciones. Solicitó un recuento en más de 40 distritos.

Según la ley de Uganda, que prohíbe a los candidatos presidenciales mayores de 75 años, fue la última elección en la que se le permitirá postularse a Museveni, de 71 años.

El tribunal dijo que no había suficiente evidencia sustancial de irregularidades en la elección, o que las irregularidades habrían afectado el resultado. Las partes involucradas dijeron que no les sorprendió la decisión del tribunal.

La decisión de la Corte Suprema se produce después de un mes volátil en el que el caso estuvo a punto de desecharse, las oficinas de los abogados del Sr. Mbabazi fueron saqueadas y los archivos físicos y digitales fueron robados.

El desafío legal de Mbabazi representó esencialmente los intereses del líder de la oposición, Kizza Besigye, quien recibió aproximadamente el 35 por ciento de los votos, según los resultados de la comisión electoral, y que permanece efectivamente bajo arresto domiciliario. Museveni recibió alrededor del 61 por ciento de los votos.

El día de la votación, los lugares de votación en Kampala, la populosa capital, donde la oposición tenía un apoyo significativo, abrieron solo unas horas antes de que debían cerrar porque faltaban las papeletas.

Esto significó que las urnas se vieron obligadas a reabrir al día siguiente, pero que la comisión electoral no esperó para comenzar a anunciar los resultados preliminares. Los críticos han argumentado que esto disuadió a algunos en la capital de votar.

Cuando la comisión dio a conocer los resultados oficiales, las cifras no incluían datos de gran parte del área metropolitana de Kampala, que posiblemente representan cientos de miles de votos, según observadores electorales.

El Sr. Besigye fue arrestado la primera noche de la votación, acusado de intentar acceder a una instalación donde supuestamente se llenaron las papeletas de votación, y luego fue puesto en libertad. Fue arrestado nuevamente al día siguiente después de tabular y difundir los resultados de las encuestas él mismo.

Estados Unidos y la Unión Europea instaron a la oposición a impugnar los resultados electorales en los tribunales. El jueves, Estados Unidos pidió calma tras el fallo de la Corte Suprema de Uganda.

"Esperamos que el gobierno ahora aborde las quejas expresadas por su propio pueblo a raíz de estas elecciones", dijo un comunicado de la Embajada de Estados Unidos en Kampala. "La prosperidad futura y el progreso democrático de Uganda dependerán de tales acciones".


La Corte Suprema de Uganda rechaza la impugnación de las elecciones presidenciales

KAMPALA, Uganda - La Corte Suprema de Uganda rechazó una impugnación de las elecciones presidenciales celebradas en febrero, emitiendo un fallo el jueves que aseguró al presidente Yoweri Museveni un mandato para otro mandato de cinco años. Ha estado en el cargo desde 1986.

La votación del mes pasado, considerada un momento crucial en la democracia de Uganda como la última vez que se le permitirá legalmente al Sr. Museveni aparecer en una boleta presidencial, estuvo marcada por irregularidades y críticas generalizadas.

La impugnación legal del tercer clasificado, Amama Mbabazi, argumentó que el Sr. Museveni no fue elegido válidamente y que la comisión electoral de Uganda había difundido resultados falsos, entre otras acusaciones. Solicitó un recuento en más de 40 distritos.

Según la ley de Uganda, que prohíbe a los candidatos presidenciales mayores de 75 años, fue la última elección en la que se le permitirá postularse a Museveni, de 71 años.

El tribunal dijo que no había suficiente evidencia sustancial de irregularidades en la elección, o que las irregularidades habrían afectado el resultado. Las partes involucradas dijeron que no les sorprendió la decisión del tribunal.

La decisión de la Corte Suprema se produce después de un mes volátil en el que el caso estuvo a punto de desecharse, las oficinas de los abogados del Sr. Mbabazi fueron saqueadas y los archivos físicos y digitales fueron robados.

El desafío legal de Mbabazi representó esencialmente los intereses del líder de la oposición, Kizza Besigye, quien recibió aproximadamente el 35 por ciento de los votos, según los resultados de la comisión electoral, y que permanece efectivamente bajo arresto domiciliario. Museveni recibió alrededor del 61 por ciento de los votos.

El día de la votación, los lugares de votación en Kampala, la populosa capital, donde la oposición tenía un apoyo significativo, abrieron solo unas horas antes de que debían cerrar porque faltaban las papeletas.

Esto significó que las urnas se vieron obligadas a reabrir al día siguiente, pero que la comisión electoral no esperó para comenzar a anunciar los resultados preliminares. Los críticos han argumentado que esto disuadió a algunos en la capital de votar.

Cuando la comisión dio a conocer los resultados oficiales, las cifras no incluían datos de gran parte del área metropolitana de Kampala, que posiblemente representan cientos de miles de votos, según observadores electorales.

El Sr. Besigye fue arrestado la primera noche de la votación, acusado de intentar acceder a una instalación donde supuestamente se llenaron las papeletas de votación, y luego fue puesto en libertad. Fue arrestado nuevamente al día siguiente después de tabular y difundir los resultados de las encuestas él mismo.

Estados Unidos y la Unión Europea instaron a la oposición a impugnar los resultados electorales en los tribunales. El jueves, Estados Unidos pidió calma tras el fallo de la Corte Suprema de Uganda.

"Esperamos que el gobierno ahora aborde las quejas expresadas por su propio pueblo a raíz de estas elecciones", dijo un comunicado de la Embajada de Estados Unidos en Kampala. "La prosperidad futura y el progreso democrático de Uganda dependerán de tales acciones".


La Corte Suprema de Uganda rechaza la impugnación de las elecciones presidenciales

KAMPALA, Uganda - La Corte Suprema de Uganda rechazó una impugnación de las elecciones presidenciales celebradas en febrero, emitiendo un fallo el jueves que aseguró al presidente Yoweri Museveni un mandato para otro mandato de cinco años. Ha estado en el cargo desde 1986.

La votación del mes pasado, considerada un momento crucial en la democracia de Uganda como la última vez que se le permitirá legalmente al Sr. Museveni aparecer en una boleta presidencial, estuvo marcada por irregularidades y críticas generalizadas.

La impugnación legal del tercer clasificado, Amama Mbabazi, argumentó que el Sr. Museveni no fue elegido válidamente y que la comisión electoral de Uganda había difundido resultados falsos, entre otras acusaciones. Solicitó un recuento en más de 40 distritos.

Según la ley de Uganda, que prohíbe a los candidatos presidenciales mayores de 75 años, fue la última elección en la que se le permitirá postularse a Museveni, de 71 años.

El tribunal dijo que no había suficiente evidencia sustancial de irregularidades en la elección, o que las irregularidades habrían afectado el resultado. Las partes involucradas dijeron que no les sorprendió la decisión del tribunal.

La decisión de la Corte Suprema se produce después de un mes volátil en el que el caso estuvo a punto de desecharse, las oficinas de los abogados del Sr. Mbabazi fueron saqueadas y los archivos físicos y digitales fueron robados.

El desafío legal de Mbabazi representó esencialmente los intereses del líder de la oposición, Kizza Besigye, quien recibió aproximadamente el 35 por ciento de los votos, según los resultados de la comisión electoral, y que permanece efectivamente bajo arresto domiciliario. Museveni recibió alrededor del 61 por ciento de los votos.

El día de la votación, los lugares de votación en Kampala, la populosa capital, donde la oposición tenía un apoyo significativo, abrieron solo unas horas antes de que debían cerrar porque faltaban las papeletas.

Esto significó que las urnas se vieron obligadas a reabrir al día siguiente, pero que la comisión electoral no esperó para comenzar a anunciar los resultados preliminares. Los críticos han argumentado que esto disuadió a algunos en la capital de votar.

Cuando la comisión dio a conocer los resultados oficiales, las cifras no incluían datos de gran parte del área metropolitana de Kampala, que posiblemente representan cientos de miles de votos, según observadores electorales.

El Sr. Besigye fue arrestado la primera noche de la votación, acusado de intentar acceder a una instalación donde supuestamente se llenaron las papeletas de votación, y luego fue puesto en libertad. Fue arrestado nuevamente al día siguiente después de tabular y difundir los resultados de las encuestas él mismo.

Estados Unidos y la Unión Europea instaron a la oposición a impugnar los resultados electorales en los tribunales. El jueves, Estados Unidos pidió calma tras el fallo de la Corte Suprema de Uganda.

"Esperamos que el gobierno ahora aborde las quejas expresadas por su propio pueblo a raíz de estas elecciones", dijo un comunicado de la Embajada de Estados Unidos en Kampala. "La prosperidad futura y el progreso democrático de Uganda dependerán de tales acciones".


La Corte Suprema de Uganda rechaza la impugnación de las elecciones presidenciales

KAMPALA, Uganda - La Corte Suprema de Uganda rechazó una impugnación de las elecciones presidenciales celebradas en febrero, emitiendo un fallo el jueves que aseguró al presidente Yoweri Museveni un mandato para otro mandato de cinco años. Ha estado en el cargo desde 1986.

La votación del mes pasado, considerada un momento crucial en la democracia de Uganda como la última vez que se le permitirá legalmente al Sr. Museveni aparecer en una boleta presidencial, estuvo marcada por irregularidades y críticas generalizadas.

La impugnación legal del tercer clasificado, Amama Mbabazi, argumentó que el Sr. Museveni no fue elegido válidamente y que la comisión electoral de Uganda había difundido resultados falsos, entre otras acusaciones. Solicitó un recuento en más de 40 distritos.

Según la ley de Uganda, que prohíbe a los candidatos presidenciales mayores de 75 años, fue la última elección en la que se le permitirá postularse a Museveni, de 71 años.

El tribunal dijo que no había suficiente evidencia sustancial de irregularidades en la elección, o que las irregularidades habrían afectado el resultado. Las partes involucradas dijeron que no les sorprendió la decisión del tribunal.

La decisión de la Corte Suprema se produce después de un mes volátil en el que el caso estuvo a punto de desecharse, las oficinas de los abogados del Sr. Mbabazi fueron saqueadas y los archivos físicos y digitales fueron robados.

El desafío legal de Mbabazi representó esencialmente los intereses del líder de la oposición, Kizza Besigye, quien recibió aproximadamente el 35 por ciento de los votos, según los resultados de la comisión electoral, y que permanece efectivamente bajo arresto domiciliario. Museveni recibió alrededor del 61 por ciento de los votos.

El día de la votación, los lugares de votación en Kampala, la populosa capital, donde la oposición tenía un apoyo significativo, abrieron solo unas horas antes de que debían cerrar porque faltaban las papeletas.

Esto significó que las urnas se vieron obligadas a reabrir al día siguiente, pero que la comisión electoral no esperó para comenzar a anunciar los resultados preliminares. Los críticos han argumentado que esto disuadió a algunos en la capital de votar.

Cuando la comisión dio a conocer los resultados oficiales, las cifras no incluían datos de gran parte del área metropolitana de Kampala, que posiblemente representan cientos de miles de votos, según observadores electorales.

El Sr. Besigye fue arrestado la primera noche de la votación, acusado de intentar acceder a una instalación donde supuestamente se llenaron las papeletas de votación, y luego fue puesto en libertad. Fue arrestado nuevamente al día siguiente después de tabular y difundir los resultados de las encuestas él mismo.

Estados Unidos y la Unión Europea instaron a la oposición a impugnar los resultados electorales en los tribunales. El jueves, Estados Unidos pidió calma tras el fallo de la Corte Suprema de Uganda.

"Esperamos que el gobierno ahora aborde las quejas expresadas por su propio pueblo a raíz de estas elecciones", dijo un comunicado de la Embajada de Estados Unidos en Kampala. "La prosperidad futura y el progreso democrático de Uganda dependerán de tales acciones".


La Corte Suprema de Uganda rechaza la impugnación de las elecciones presidenciales

KAMPALA, Uganda - La Corte Suprema de Uganda rechazó una impugnación de las elecciones presidenciales celebradas en febrero, emitiendo un fallo el jueves que aseguró al presidente Yoweri Museveni un mandato para otro mandato de cinco años. Ha estado en el cargo desde 1986.

La votación del mes pasado, considerada un momento crucial en la democracia de Uganda como la última vez que se le permitirá legalmente al Sr. Museveni aparecer en una boleta presidencial, estuvo marcada por irregularidades y críticas generalizadas.

La impugnación legal del tercer clasificado, Amama Mbabazi, argumentó que el Sr. Museveni no fue elegido válidamente y que la comisión electoral de Uganda había difundido resultados falsos, entre otras acusaciones. Solicitó un recuento en más de 40 distritos.

Según la ley de Uganda, que prohíbe a los candidatos presidenciales mayores de 75 años, fue la última elección en la que se le permitirá postularse a Museveni, de 71 años.

El tribunal dijo que no había suficiente evidencia sustancial de irregularidades en la elección, o que las irregularidades habrían afectado el resultado. Las partes involucradas dijeron que no les sorprendió la decisión del tribunal.

La decisión de la Corte Suprema se produce después de un mes volátil en el que el caso estuvo a punto de desecharse, las oficinas de los abogados del Sr. Mbabazi fueron saqueadas y los archivos físicos y digitales fueron robados.

El desafío legal de Mbabazi representó esencialmente los intereses del líder de la oposición, Kizza Besigye, quien recibió aproximadamente el 35 por ciento de los votos, según los resultados de la comisión electoral, y que permanece efectivamente bajo arresto domiciliario. Museveni recibió alrededor del 61 por ciento de los votos.

El día de la votación, los lugares de votación en Kampala, la populosa capital, donde la oposición tenía un apoyo significativo, abrieron solo unas horas antes de que debían cerrar porque faltaban las papeletas.

Esto significó que las urnas se vieron obligadas a reabrir al día siguiente, pero que la comisión electoral no esperó para comenzar a anunciar los resultados preliminares. Los críticos han argumentado que esto disuadió a algunos en la capital de votar.

Cuando la comisión dio a conocer los resultados oficiales, las cifras no incluían datos de gran parte del área metropolitana de Kampala, que posiblemente representan cientos de miles de votos, según observadores electorales.

El Sr. Besigye fue arrestado la primera noche de la votación, acusado de intentar acceder a una instalación donde supuestamente se llenaron las boletas, y luego fue puesto en libertad. Fue arrestado nuevamente al día siguiente después de tabular y difundir los resultados de las encuestas él mismo.

Estados Unidos y la Unión Europea instaron a la oposición a impugnar los resultados electorales en los tribunales. El jueves, Estados Unidos pidió calma tras el fallo de la Corte Suprema de Uganda.

"Esperamos que el gobierno ahora aborde las quejas expresadas por su propio pueblo a raíz de estas elecciones", dijo un comunicado de la Embajada de Estados Unidos en Kampala. "La prosperidad futura y el progreso democrático de Uganda dependerán de tales acciones".


La Corte Suprema de Uganda rechaza la impugnación de las elecciones presidenciales

KAMPALA, Uganda - La Corte Suprema de Uganda rechazó una impugnación de las elecciones presidenciales celebradas en febrero, emitiendo un fallo el jueves que aseguró al presidente Yoweri Museveni un mandato para otro mandato de cinco años. Ha estado en el cargo desde 1986.

La votación del mes pasado, considerada un momento crucial en la democracia de Uganda como la última vez que se le permitirá legalmente al Sr. Museveni aparecer en una boleta presidencial, estuvo marcada por irregularidades y críticas generalizadas.

La impugnación legal del tercer clasificado, Amama Mbabazi, argumentó que el Sr. Museveni no fue elegido válidamente y que la comisión electoral de Uganda había difundido resultados falsos, entre otras acusaciones. Solicitó un recuento en más de 40 distritos.

Según la ley de Uganda, que prohíbe a los candidatos presidenciales mayores de 75 años, fue la última elección en la que se le permitirá postularse a Museveni, de 71 años.

El tribunal dijo que no había suficiente evidencia sustancial de irregularidades en la elección, o que las irregularidades habrían afectado el resultado. Las partes involucradas dijeron que no les sorprendió la decisión del tribunal.

La decisión de la Corte Suprema se produce después de un mes volátil en el que el caso estuvo a punto de ser desestimado y las oficinas de los abogados del Sr. Mbabazi fueron saqueadas y se robaron archivos físicos y digitales.

El desafío legal de Mbabazi representó esencialmente los intereses del líder de la oposición, Kizza Besigye, quien recibió aproximadamente el 35 por ciento de los votos, según los resultados de la comisión electoral, y que permanece efectivamente bajo arresto domiciliario. Museveni recibió alrededor del 61 por ciento de los votos.

El día de la votación, los lugares de votación en Kampala, la populosa capital, donde la oposición tenía un apoyo significativo, abrieron solo unas horas antes de la fecha prevista para cerrar porque faltaban las papeletas de votación.

Esto significó que las urnas se vieron obligadas a reabrir al día siguiente, pero que la comisión electoral no esperó para comenzar a anunciar los resultados preliminares. Los críticos han argumentado que esto disuadió a algunos en la capital de votar.

Cuando la comisión dio a conocer los resultados oficiales, las cifras no incluían datos de gran parte del área metropolitana de Kampala, que posiblemente representan cientos de miles de votos, según los observadores electorales.

Mr. Besigye was arrested on the first night of the vote, accused of trying to access a facility where ballot-stuffing is alleged to have taken place, and then released. He was arrested again the next day after tabulating and disseminating polling results himself.

The United States and the European Union urged the opposition to challenge the election results in court. On Thursday, the United States called for calm after the ruling by Uganda’s Supreme Court.

“We hope that the government will now address the grievances voiced by its own people in the wake of these elections,” a statement by the American Embassy in Kampala said. “Uganda’s future prosperity and democratic progress will depend on such actions.”


Uganda’s Supreme Court Rejects Challenge to Presidential Election

KAMPALA, Uganda — Uganda’s Supreme Court has rejected a challenge to the presidential election held in February, issuing a ruling on Thursday that secured President Yoweri Museveni a mandate for another five-year term. He has been in office since 1986.

The vote last month, seen as a pivotal moment in Uganda’s democracy as the last time Mr. Museveni will be legally allowed to appear on a presidential ballot, was marred with irregularities and widespread criticism.

The legal challenge by the third-place finisher, Amama Mbabazi, argued that Mr. Museveni was not validly elected and that Uganda’s electoral commission had disseminated false results, among other allegations. It requested a recount in more than 40 districts.

Under Ugandan law, which bars presidential candidates over the age of 75, it was the last election in which Mr. Museveni, 71, will be allowed to run.

The court said that there was not enough substantial evidence of irregularities in the election, or that the irregularities would have affected the result. Parties involved said that they were not surprised of the court’s decision.

The Supreme Court’s decision comes after a volatile month in which the case was nearly thrown out and the offices of Mr. Mbabazi’s lawyers were ransacked and physical and digital files were stolen.

Mr. Mbabazi’s legal challenge essentially represented the interests of the opposition leader, Kizza Besigye, who received roughly 35 percent of the vote, according to the electoral commission’s results, and who remains effectively under house arrest. Mr. Museveni received about 61 percent of the vote.

On the day of the vote, polling places in Kampala, the populous capital, where the opposition had significant support, opened only hours before they were meant to close because ballot papers were missing.

This meant that the polls were forced to reopen the next day, but that the electoral commission did not wait to begin announcing preliminary results. Critics have argued that this dissuaded some in the capital from voting.

When the official results were released by the commission, the numbers did not include data from much of the Kampala metropolitan area, possibly representing hundreds of thousands of votes, according to electoral observers.

Mr. Besigye was arrested on the first night of the vote, accused of trying to access a facility where ballot-stuffing is alleged to have taken place, and then released. He was arrested again the next day after tabulating and disseminating polling results himself.

The United States and the European Union urged the opposition to challenge the election results in court. On Thursday, the United States called for calm after the ruling by Uganda’s Supreme Court.

“We hope that the government will now address the grievances voiced by its own people in the wake of these elections,” a statement by the American Embassy in Kampala said. “Uganda’s future prosperity and democratic progress will depend on such actions.”


Ver el vídeo: 10 seltsame Fahrstuhl-Momente, die auf Kamera festgehalten wurden (Noviembre 2021).